Nuevos y reveladores datos de la autopsia a Michael Jackson | Vistazo

Nuevos y reveladores datos de la autopsia a Michael Jackson

Redacción Sábado, 11 de Julio de 2020 - 19:51
Facebook
Twitter
Email
Once años después de la muerte de Michael Jackson se conocen detalles perturbadores sobre lo que fue su estado de salud. Antes de su fallecimiento, Michael Jackson estaba obsesionado con mantener privacidad, ni siquiera dejaba que los médicos se acerquen a algunas partes de su cuerpo. Ahora todo quedó descubierto.
 
El diario inglés The Sun reveló que el cantante americano tenía pastillas parcialmente disueltas en el estómago y se alimentaba una vez al día. Se inyectaba tantos analgésicos que su cadera, muslos y hombres estaban cubiertos de marcas de pinchazos. Estas eran administradas por Conrad Murray, quien fue declarado culpable de homicidio involuntario por administrar incorrectamente la droga que causó la muerte de Jackson.
 
Por otra parte, los labios del “rey del pop” fueron tatuados de color rosa, mientras que sus cejas eran tatuadas de negro. Asimismo, la parte delantera de su cuero cabelludo tenía un tatuaje negro para combinar con el color oscuro de su cabella. Sus rodillas mostraban estar magulladas, con cortes en la espalda. Lo más impactante es que Michael Jackson era calvo, el cabello ondulado hasta los hombres resultó ser una peluca pegada a su cabeza.
 
Se presume que Michael Jackson perdió su cabello al rodar un comercial de Pepsi en 1984, en una toma donde se lanzaban fuegos artificiales al su alrededor. Sin embargo, por un problema técnico, chispas impactaron en el rostro de Jackson, lo que provocó múltiples heridas. El documental Killing Michael Jackson, en el que se presentan los testimonios de Orlando Martínez, Dan Myers y Scott Smith, los detectives que participaron en la investigación inicial de la muerte de Michael Jackson confirmaron que se había tatuado la parte superior de la cabeza para disimular la ausencia de pelo.
 
El medio británico The Mirror informó que en la autopsia se evidencia que el cuerpo mostraba hematomas en el pecho y costillas rotas por los intentos de resucitar a Michael Jackson antes que fuera declarado muerto. The Mirror destaca que los pies de Jackson se encontraban en un deplorable estado, llenos de hongos, callos y lastimaduras, con similitud a putrefacción.
 
El médico personal de Michael Jackson, Conrad Murray, reveló que la estrella del pop siempre mantuvo la privacidad de sus pies porque le avergonzaba mostrarlos. No dejaba que lo trataran y siempre usaba calcetines. De hecho, para contrarrestar el dolor por el mal estado de sus pies, empezó a tomar analgésicos, lo que comenzó su adicción. Con el tiempo, Murray cuenta que una vez que le fueron tratados, él se sintió aliviado de poder caminar y bailar sin dolor. “El hecho de que los pies de Michael, algo crítico para él, estuvieran en tan mal estado cuando murió es una señal de que no sólo se había descuidado a sí mismo, sino que los que le rodeaban no vigilaban de cerca su bienestar”, concluyó.