Temer, a salvo de un juicio de corrupción, pretende apurar agenda | Vistazo

Temer, a salvo de un juicio de corrupción, pretende apurar agenda

Mundo

Temer, a salvo de un juicio de corrupción, pretende apurar agenda

AFP Lunes, 09 de Octubre de 2017 - 16:34
El presidente brasileño, Michel Temer, pretende transformar su fácil victoria en la votación que lo puso a salvo de un juicio por corrupción en un nuevo impulso para aprobar medidas de austeridad, aunque el camino puede estar sembrado de nuevos obstáculos para el impopular mandatario.
 
A Temer le bastaba con el apoyo o la abstención de apenas un tercio de la Cámara de Diputados (172 de los 513 escaños) para evitar que la denuncia de corrupción en su contra fuese enviada a la corte suprema.
 
Pero después de horas de agrias discusiones, con unos cuantos empellones, la posibilidad de juzgar a Temer como presidente fue rechazada por 263 diputados, frente a 227 que se prenunciaron a favor y dos abstenciones.
 
Ese voto no prejuzga de la inocencia de Temer, que podrá ser juzgado por un tribunal ordinario cuando concluya su mandato a fines de 2018 o por el Supremo Tribunal Federal (STF), sin necesidad de la aprobación de la Cámara, en caso de que mantenga un cargo con fueros.
 
Temer, de 76 años, se convirtió en el primer mandatario en ejercicio en ser acusado de un crimen común, cuando el fiscal general Rodrigo Janot pidió el 26 de junio su inculpación por corrupción pasiva, como presunto beneficiario de un soborno ofrecido por la gigante de la alimentación JBS a cambio de favores para la empresa.
 
Temer, del partido PMDB (centroderecha), afirma que la acusación es una "ficción" construida para perjudicarlo. Ve además en ella motivaciones políticas que amenazan la reconstrucción del país, que emerge de la peor recesión de su historia con un tendal de 13,5 millones de desocupados.
 
La Operación Lava Jato, sobre una vasta red de sobornos en Petrobras, tiene además en la mira a ocho de sus ministros y a buena parte de su base aliada, aunque también a numerosos dirigentes de la oposición de izquierda.
 
Temer ya perdió seis asesores de rango ministerial salpicados por ese escándalo.