El Trump que amaba a WikiLeaks ahora lo niega | Vistazo

El Trump que amaba a WikiLeaks ahora lo niega

Mundo

El Trump que amaba a WikiLeaks ahora lo niega

EFE / Redacción Viernes, 12 de Abril de 2019 - 11:46
El presidente de EE.UU., Donald Trump, se distanció este jueves de WikiLeaks después de que su fundador, Julian Assange, fuera detenido en las últimas horas en Londres a petición del Departamento de Justicia estadounidense, que le acusa de "conspiración" para infiltrarse en ordenadores del Gobierno.
 
"No sé nada sobre WikiKLeaks. No es asunto mío", dijo el mandatario a los medios de comunicación, luego que una periodista le preguntara: "Presidente, ¿sigue amando a Wikileaks?", tras conocerse la detención de Assange.
 
Anteriormente, el mandatario estadounidense había proclamado en varias ocasiones su "amor" por esa plataforma, cuyo principal objetivo es sacar a la luz documentos clasificados.
 
“WikiLeaks, amo WikiLeaks”, dijo Trump en Pensilvania.
 
“WikiLeaks es como el cofre de un tesoro”, dijo Trump en Michigan.
 
“Amo leer WikiLeaks” Trump dijo en Ohio.
 
Según el medio estadounidense Think Progress, Trump mencionó Wikileaks 124 veces tan solo en el último mes de campaña. Por su parte Eldiario.es en su portal publicó un video con todas las veces que el presidente hizo referencia a la plataforma.
 
 
Según publicó Telemundo Washington en su portal, había un póster de Assange en un salón de debates del republicano. En ningún momento durante la campaña, Trump expresó recelo sobre cómo WikiLeaks obtuvo los correos de Clinton o sobre las acusaciones de que robó información delicada del gobierno de Estados Unidos, que llevó al arresto de Assange el jueves.
 
El año pasado, las autoridades estadounidenses acusaron a un colaborador de Trump, Roger Stone, de haber contactado con WikiLeaks durante la campaña electoral de 2016 para pedirle que filtraran correos electrónicos de la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, con el fin beneficiar a la candidatura del ahora presidente.
 
Assange fue arrestado en la embajada de Ecuador en Londres a petición de EE.UU., que acusa al activista australiano de coordinarse con la exsoldado Chelsea Manning para descifrar claves de acceso a ordenadores del Gobierno estadounidense con las que acceder a información clasificada sin dejar rastro.
 
En 2010 Manning filtró a WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados como "alto secreto" sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, lo que supuso un revés para la diplomacia estadounidense y alimentó un debate sobre el papel de EE.UU. en el mundo.
 
Trump dijo que no sabía "nada" sobre este asunto y agregó que será el fiscal general de EE.UU., William Barr, el que decida cómo proceder en adelante.