EE.UU. eleva la presión sobre Maduro y sanciona a su esposa | Vistazo

EE.UU. eleva la presión sobre Maduro y sanciona a su esposa

Mundo

EE.UU. eleva la presión sobre Maduro y sanciona a su esposa

EFE Martes, 25 de Septiembre de 2018 - 10:15
El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció hoy nuevas sanciones económicas contra "el círculo cercano" del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, incluida su esposa, Cilia Flores, y un testaferro de Diosdado Cabello, jefe de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).
 
"El presidente Maduro confía en su círculo cercano para mantener su control del poder, a medida que su régimen sistemáticamente saquea la riqueza de Venezuela. Continuamos sancionando a sus socios más leales que permiten que Maduro refuerce su control sobre los militares y el Gobierno mientras el pueblo sufre", indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.
 
También son objeto de estas sanciones tres de los altos cargos más cercanos a Maduro: la excanciller y actual vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez; el ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez; y el titular de Defensa, Vladimir Padrino López.
 
El Tesoro estadounidense remarcó, no obstante, que este castigo "no es permanente" y que tiene como meta "cambiar el comportamiento" de Venezuela.
 
Como consecuencia de estas medidas, quedan congelados los activos que estas personas puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíben las transacciones financieras con entidades o personas de EE.UU.
 
Entre esos activos, figura la propiedad de un avión privado Gulfstream 200, ubicado en Florida (EE.UU.) y con un valor estimado de 20 millones de dólares, propiedad de Rafael Sarria, considerado el principal testaferro de Cabello.
 
En el comunicado, el Tesoro identificó varias empresas vinculadas a Sarria, como la Agencia Vehículos Especiales Rurales y Urbanos, C.A. (AVERUCA), con sede en Venezuela; Quiana Trading Limited, compañía basada en las Islas Vírgenes Británicas; y Panazeate, con sede en Valencia, España.
 
El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, ahonda así su presión sobre Venezuela, después de que tomase medidas similares contra el propio Maduro y Cabello, tras calificar de manera reiterada la crisis venezolana como una tragedia humanitaria.