Diputados brasileños debaten acusaciones contra Temer | Vistazo

Diputados brasileños debaten acusaciones contra Temer

Mundo

Diputados brasileños debaten acusaciones contra Temer

AFP Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - 09:58
La Cámara de Diputados de Brasil empezó a debatir este miércoles una segunda denuncia por corrupción contra el presidente conservador Michel Temer que, según todos los pronósticos, será bloqueada tal y como ocurrió con la primera en agosto.
 
Los analistas coinciden en que la votación, que debería culminar a fines de la tarde, verificará la solidez de la coalición oficialista, clave para que Temer pueda llevar adelante polémicas reformas reclamadas por los mercados, como la del sistema de jubilaciones.
 
La sesión empezó hacia las 09H30 locales (11H30 GMT) en un ambiente caldeado por una quincena de legisladores de la oposición de izquierda, que llegaron al recinto con una pancarta con la leyenda "Fora Temer" (Fuera Temer) y coreando esa misma consigna.
 
El mandatario y dos de sus principales ministros -el jefe de la Casa Civil, Eliseu Padilha (una especie de primer ministro), y el Secretario General de la Presidencia, Moreira Franco- fueron acusados por la Fiscalía General de haber formado una "organización criminal" para expoliar al Estado.
 
Temer, de 77 años, sería el líder de esa organización, que habría recibido 587 millones de reales en sobornos (casi 190 millones de dólares al cambio actual).
 
El diputado oficialista Bonifácio Andrada, relator del caso en la Comisión de Ciudadanía y Justicia, pidió al abrir la sesión que los legisladores rechacen la denuncia de la Fiscalía, que consideró "infundada, mentirosa, vacía, falsa".
 
El Partido de los Trabajadores (PT) y otras fuerzas opositoras anunciaron que intentarán obstruir o dilatar todo lo que puedan la sesión quedándose afuera del plenario, de modo que no se alcance el quórum mínimo para iniciar la votación.
 
Una eventual apertura de un juicio en el máximo tribunal implicaría la suspensión del presidente. Pero en la antesala de la decisión, hasta legisladores de la oposición reconocen que no conseguirán reunir el apoyo suficiente para derrotar al gobierno.