Martelly deja la Presidencia y Haití queda sin lider | Vistazo

Martelly deja la Presidencia y Haití queda sin lider

Mundo

Martelly deja la Presidencia y Haití queda sin lider

EFE Domingo, 07 de Febrero de 2016 - 16:38
Michel Martelly entregó hoy la presidencia de Haití, tras concluir este domingo su mandato, sin que se haya elegido en las urnas a su sucesor, lo que ha provocado un vacío de poder en esa pobre nación del Caribe, que vivió nuevamente una jornada de manifestaciones.
 
El presidente del Senado y de la Asamblea Nacional, Jocelerme Privert, quien recibió el mandato de dirigir el proceso de transición, declaró oficialmente el vacío de poder en la nación.
 
"Desde ahora declaró que hay un vacío de poder. Llamo a todos y a todas a jugar su papel para garantizar una transición en paz y rápida, que permita dotar al país de nuevas autoridades", señaló Privert, quien encabezó hoy la reunión de la Asamblea, donde Martelly acudió para pronunciar su discurso de despedida.
 
El Parlamento, de acuerdo con el legislador, recibirá durante los próximos cinco días propuestas de candidaturas para elegir entre estas un presidente provisional.
 
Por su lado, Martelly llamó a la unidad para superar las dificultades que enfrenta la nación, sumida en una crisis electoral que ha impedido elegir en las urnas a un nuevo jefe de Estado.
 
"Hoy es un día difícil, pero tenemos que unirnos para enfrentar las dificultades. Somos un pueblo valiente, un pueblo que tiene honor y una historia importante para el mundo", dijo el saliente presidente en su última comparecencia ante el Congreso Nacional (bicameral), que deberá nombrar ahora un Gobierno provisional.
 
En su mensaje, Martelly invitó a los haitianos a dejar a un lado el camino de la violencia porque "no ayuda en nada".
 
El gobernante saliente agradeció a los haitianos haberle dado la oportunidad de dirigirlos desde el 14 de mayo de 2011.
 
"Es un trabajo muy difícil, serví con honor y estoy contento de mi trabajo", dijo, y agregó que la labor para cambiar la nación "no es fácil", pero tiene que continuar "con determinación por un mejor futuro".
 
Desde el terremoto de enero de 2010, que dejó unos 300.000 muertos, "quería servir a mi país. Cinco años después estoy listo para comparecer ante el tribunal de la historia", subrayó.