Incendian viviendas durante desalojo en Sao Paulo | Vistazo

Incendian viviendas durante desalojo en Sao Paulo

Mundo

Incendian viviendas durante desalojo en Sao Paulo

EFE Martes, 09 de Junio de 2015 - 08:45

Notas relacionadas

Decenas de viviendas fueron incendiadas hoy durante una operación de desalojo de cerca de 12.000 personas que habían construido precarias casas en un terreno privado invadido el año pasado en un suburbio de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, informaron los bomberos.
 
El desalojo, ordenado por la Justicia, fue realizado de forma pacífica a primera hora de este martes bajo la supervisión de cerca de un centenar de integrantes del Batallón de Choque de la Policía Militarizada del estado de Sao Paulo.
 
Pese a que los oficiales de justicia y los uniformados no enfrentaron resistencia al ingresar al área invadida, los bomberos tuvieron que ser convocados para controlar focos de incendio que surgieron en diferentes áreas y que consumieron en pocos minutos varias viviendas de madera y materiales desechables.
 
Los incendios, atribuidos por la policía a los desalojados y por los damnificados a algunos uniformados, no dieron tiempo a que varias familias retiraran sus muebles y propiedades y las condujeran a los camiones ofrecidos por las autoridades para las mudanzas.
 
Muchas familias, sin embargo, ya habían retirado sus pertenencias debido a que la orden de desalojo fue dictada por la Justicia hace tres meses y se había dado un plazo para que los damnificados tuvieran tiempo de buscar otro alojamiento.
 
Según los bomberos, unas 12.000 personas vivían en las cerca de 3.000 viviendas que fueron desocupadas y abandonadas en el barrio de invasión que era conocido como Comunidad Nelson Mandela, ubicado en los límites de los municipios de Sao Paulo, Barueri y Osasco, en la región metropolitana de Sao Paulo.
 
El terreno está ubicado próximo a un trecho de la carretera Mario Covas, lo que obligó a las autoridades a interrumpir el tránsito en ambos sentidos por esta importante vía durante cerca de tres horas y generó un inmenso embotellamiento en una hora pico en Sao Paulo.
 
El desalojo fue ordenado por la Justicia debido a que el terreno pertenece a una empresa privada y no puede ser expropiado para la construcción de viviendas populares debido a que, según las autoridades municipales, es un área sin condiciones geológicas y ambientales para la fijación de residencias.