Alemania juzga este mes a dos ex guardias de Auschwitz | Vistazo

Alemania juzga este mes a dos ex guardias de Auschwitz

Mundo

Alemania juzga este mes a dos ex guardias de Auschwitz

AFP/Redacción Jueves, 11 de Febrero de 2016 - 17:25
Dos exmiembros de las SS del campo de concentración de Auschwitz serán juzgados este mes en Alemania, acusados de complicidad en el exterminio de judíos, una muestra de la voluntad del país de llevar ante los tribunales "hasta el último" criminal nazi.
 
Reinhold Hanning, de 94 años, comparece desde este jueves y por lo menos hasta el 20 de mayo ante el tribunal de Detmold (oeste), y Hubert Zafke, de 95, a partir del 29 de febrero en Neubrandenburgo (noreste), en dos juicios distintos.
 
"La edad no tiene ninguna importancia", estimó el fiscal Dortmund Andreas Brendel, a cargo de la acusación contra Hanning. La justicia alemana "debe a las víctimas y a sus familiares" juzgar los crímenes del III Reich.
 
Unos cuarenta supervivientes de la Shoah y descendientes de estos últimos, que harán el viaje desde Israel, Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, se constituyeron en parte civil. Más de 70 habían asistido el año pasado al juicio de Oskar Gröning, excontable de Auschwitz, que fue condenado a cuatro años de cárcel.
 
"Incluso 71 años después de la liberación de Auschwitz, las heridas de los sobrevivientes están aún abiertas. A muchos de ellos les persiguen aún las horribles experiencias que ellos y sus allegados tuvieron que soportar", señaló a la AFP Ronald Lauder, presidente del Congreso Mundial Judío.
 
Hanning y Zafke se enfrentan a una condena de 15 años de cárcel por "complicidad de homicidio agravado".
 
No existe ninguna prueba contra ninguno de los dos de que hayan cometido un acto criminal preciso. Se les acusa de haber sido parte del "funcionamiento interno" del campo de Auschwitz, en el que fueron exterminadas 1,1 millones de personas, la gran mayoría judíos.
 
Hanning, un joven obrero que entró en las Waffen SS en julio de 1940, fue trasferido a inicios de 1942 a Auschwitz. Fue miembro de las Totenkopf, una unidad de las SS cuya insignia era una calavera, trabajó en el campo de base Auschwitz-I y supervisaba a veces la llegada de prisioneros al campo de Birkenau.
 
Según la fiscalía, las guardias que realizó lo implican en "la muerte de al menos 170.000 personas" entre enero y junio de 1943. Entre ellos figuran las personas, mayoritariamente mujeres y niños, que eran enviadas a las cámaras de gas a su llegada a Birkenau, los muertos en ejecuciones sumarias y las selecciones conocidas como "secundarias", en las que se eliminaba a las personas demasiado frágiles para seguir trabajando.
 
Por su parte, Hubert Zafke, es un hijo de campesinos que se integró a las Waffen SS a los 19 años. Se incorporó en 1943 al "servicio de salud" de Auschwitz. Se lo acusa de haber supervisado la llegada a Birkenau de 14 convoyes a finales del verano de 1944. De las personas que llegaron en esos convoyes, 3.681 fueron inmediatamente llevadas a las cámaras de gas. Entre esos deportados se encontraba Anna Frank y su familia.