Una venganza familiar, la principal hipótesis del crimen de la niña Fátima | Vistazo

Una venganza familiar, la principal hipótesis del crimen de la niña Fátima

EFE / Redacción Viernes, 21 de Febrero de 2020 - 14:59
Facebook
Twitter
Email
La detención de los presuntos responsables del secuestro y muerte de la pequeña Fátima, de siete años, deja todavía muchas dudas.
 
Los investigadores tratan de esclarecer el verdadero móvil del macabro asesinato de Fátima, la niña de siete años mexicana violada y torturada el pasado 11 de febrero. Aunque, sí se ha dicho que los presuntos responsables, Giovana y Mario Alberto, no actuaron por dinero.
 
A menos de una semana de haber encontrado el cuerpo de la pequeña Fátima en una bolsa de basura y con signos de haber sido ultrajada, las autoridades encontraron y capturaron a los presuntos asesinos en una localidad del céntrico Estado de México.
 
La Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México informó que la principal línea de investigación es que la muerte respondiera a una venganza personal contra la familia de la menor.
 
De acuerdo al medio 'Vanguardia', las autoridades apuntan a que la familia de Fátima y la pareja sospechosa tuvieron varios desencuentros por temas como el pago del alquiler, que resultaron en la expulsión del domicilio y, posiblemente, en el deseo de la pareja de vengarse, según afirman fuentes policiales al diario mexicano Reforma.
 
“Una novia para toda la vida”
 
Algunos medios, incluso, han publicado una entrevista a la tía de Mario, Irma R., quien los denunció a la policía, en donde asegura que Giovana fue quien mató a la pequeña y el motivo del secuestro fue que su pareja "quería una novia para toda la vida".
 
Según la tía, notó algo extraño en ellos ya que no hablaban mucho. Y fue entonces, tras las preguntas que les hizo, que Mario y Giovana confesaron el abuso y asesinato de la niña. 
 
"Que habían matado a la niña, yo les pregunté les dije, '¿hijos recibieron dinero?, ¿fue por dinero? Se quedaron callados y dijo la chica, 'no fue por dinero' y dije entonces ¿qué fue?, ¿por venganza hijos?, eso no se hace Dios mío y me dijo la chica, ella no hablaba y les dije ¿quién fue quien la mató? Y él dijo, yo la agarré y ella le puso los cinturones'", reveló Irma. 
 
"Que quería una niña para hacerla su novia para toda la vida, quería 'un regalito' si no iba agarrar a una de sus hijas y que no me iba dejar entrar hasta que no llegara yo con la niña y mis niñas estaban con él y yo fui por la niña / dijo 'es que cuando vimos que ya la andaban buscándola, la matamos'", aseguró. 
 
En declaraciones a los medios, María Magdalena Antón, madre de Fátima, sembró más dudas sobre el caso y aseguró que no creía que la mujer detenida haya sido capaz de cometer el crimen y que incluso llegó a vivir en su casa. “Dudo que ella le haya arrebatado la vida a mi hija”, dijo, y aseguró no conocer a Mario.
 
Foto: Reuters
 
Orden de detención de los presuntos asesinos
 
Las autoridades se encuentran en una carrera contra reloj para acusar a la pareja por ser sospechosa del secuestro, violación, tortura y asesinato de la niña Fátima Aldriguett Antón. Según publicó diario 'El País', la Fiscalía de la capital tiene 48 horas desde la captura de las dos personas para lograr la acusación por secuestro y asesinato.
 
Al momento, un juez ya emitió órdenes de detención por secuestro agravado y feminicidio en contra de Giovana y Mario Alberto, como han sido identificados los sospechosos de la agresión sexual y asesinato. 
 
Ahora, se procederá con el trasladado de los acusados, quienes se encuentran en las instalaciones policiales del municipio de Atizapan de Zaragoza, en el vecino Estado de México, donde fueron arrestados, a un reclusorio de la Ciudad de México.
 
Desde que fueron detenidos el miércoles en la noche, ambos fueron acusados de cohecho debido a que ofrecieron dinero a los policías para que los dejaran huir.
 
De acuerdo con el informe de las autoridades, miembros de la Guardia Nacional recibieron la denuncia de una familiar de los acusados que informó sobre el paradero de Giovana y Mario Alberto, pareja sentimental, y ayudaron a la Policía a llegar a ellos, que se estaban escondiendo.