Tayikistán: el país inmune a la pandemia | Vistazo

Tayikistán: el país inmune a la pandemia

Redacción Miércoles, 15 de Abril de 2020 - 21:04
Facebook
Twitter
Email
Con casi dos millones de casos confirmados a nivel mundial, son pocos los países que no se han visto afectados por el Covid-19. Uno de ellos es Tayikistán.
 
Esta nación de cerca de 9 millones de habitantes ha corrido mejor suerte que sus vecinos asiáticos, que fueron los más afectados en la primera etapa de la pandemia.
 
El 29 de febrero, el Presidente Emomali Rahmon, lideró una reunión para discutir las medidas que se tomarían para enfrentarse al virus. Incluso antes de eso, los pasajeros que llegaban por aire debían tomarse la temperatura, y las personas que venían de China debían entrar en cuarentena, lo que se extendió después para quienes llegaran de Afganistán, Irán, Italia y Corea del Sur.
 
El 20 de marzo se tomó la decisión de cerrar los aeropuertos tayikos por completo, y Rahmon expresó con optimismo su deseo de que el país esquivara la pandemia. Tan confiado estaba el mandatario, que pasó ese fin de semana asistiendo a celebraciones de más de 12.000 personas y marchas masivas celebradas en el contexto de las vacaciones de primavera, rechazando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 
De acuerdo al gobernante, el secreto es que los tayikos mantienen sus casas impecables. “Mantener las casas limpias y cuidar las normas sanitarias es una de las mejores cualidades de nuestra gente, especialmente en situaciones en las que todo tipo de enfermedades infecciosas se están propagando rápidamente”, señaló Rahmon, invitando también a los ciudadanos a cooperar en esta tarea. “Nuestra salud está, ante todo, en nuestras propias manos”.
 
El 1 de abril, mientras los países vecinos tomaban la decisión de extender sus cuarentenas, los estudiantes tayikos se preparaban para volver a sus actividades después de las vacaciones de primavera.
 
El 4 de abril, cuando se superó el millón de personas contagiadas en el mundo, Dusambé -la capital tayika- decidió celebrar el día del tulipán.
Aunque el virus aún no llega a su país, los médicos han comprado trajes protectores, desinfectantes y mascarillas por iniciativa propia, adelantándose a una posible crisis.
 
Las autoridades, por su parte, piden ayuda a otros países e instituciones financieras internacionales, mientras siguen recibiendo kits de testeo de Rusia y equipos de protección de China.
 
Y no es para menos, considerando la situación regional. Las provincias del norte del país, fronterizas con Kirguistán, fueron las primeras en recibir la alerta. En ese país, los primeros casos de Covid-19 se detectaron el 18 de marzo.
 
Recién el 8 de abril se instalaron barreras físicas y guardias fronterizos en Tayikistán, para intentar frenar los casos importados. Hasta esa fecha, más de mil personas habían sido puestas en cuarentena luego de que un hombre muriera de neumonía a fines de marzo, aunque sus pruebas de coronavirus habían dado negativo en dos oportunidades.
 
Aunque el gobierno se mantiene optimista, hay una creciente sensación de temor entre los ciudadanos tayikos, que se ve reflejado en la cantidad de mascarillas que se ven en las calles, a pesar de que no hay un decreto oficial que ordene su uso.