¿Qué motivó las matanzas de El Paso y Ohio? | Vistazo

¿Qué motivó las matanzas de El Paso y Ohio?

Mundo

¿Qué motivó las matanzas de El Paso y Ohio?

Redacción Lunes, 05 de Agosto de 2019 - 11:50
Patrick Crusius, autor de la masacre en un centro comercial en El Paso, dijo en un manifiesto que odia a los mexicanos.
 
El Paso separa a Estados Unidos y México, tiene 680.000 habitantes, 83% de ellos de ascendencia hispana. Es vecina a la mexicana Ciudad Juárez, que cuenta con una población de 1,5 millones, y ambas mantienen una intensa dinámica social y comercial, con ciudadanos yendo y viniendo para trabajar, estudiar o hacer compras.
 
En los últimos meses, El Paso también se ha convertido en uno de los puntos de entrada más movidos para los inmigrantes indocumentados, especialmente de América Central, que buscan asilo en Estados Unidos, de acuerdo a lo que publica el portal de Infobae. 
 
 
El sospechoso dejó un largo manifiesto xenofóbico publicado en un foro extremista del sitio 8Chan, en el que afirmaba que el asesinato en masa era una respuesta a la "respuesta a la invasión hispana de Texas". Afirmó que estaba "defendiendo" a su país "del reemplazo cultural y étnico provocado por una invasión".
 
Crusius es hombre blanco de 21 años de Allen, un suburbio de Dallas, se entregó a la policía tras el tiroteo en una tienda de Walmart. 
 
En el documento, el atacante aludió a los tiroteos en Christchurch, Nueva Zelanda, donde un hombre blanco mató a 51 fieles al abrir fuego dentro de una mezquita en marzo.
 
Escribió además que probablemente pasó menos de un mes preparándose para el tiroteo. "Tengo que hacer esto antes de perder el valor", señaló en el texto.
 
La cifra de muertos por un tiroteo masivo en la ciudad de El Paso (Texas) aumentó a 21 después de que uno de los heridos falleciera el lunes en el hospital, reveló la policía, según difunde la agencia de noticias AFP. 
 
¿Qué buscaban el atacante de Ohio?
 
Mientras estuvo en el colegio, Connor Betts, el atacante de Dayton (Ohio) tenía una "lista negra".
 
Se trataba de una “lista de objetivos” de compañeros de clase que quería matar o herir, según cuatro exalumnos que dijeron que funcionarios escolares les dijeron que estaban en la lista, publica CNN. 
 
Spencer Brickler dijo que un consejero de Bellbrook High School le dijo que él y su hermana estaban en la lista. 
 
 
La información ha adquirido un nuevo significado ahora que Betts ha sido identificado como el atacante que mató a nueve personas la madrugada del domingo en un popular distrito de vida nocturna en el centro de Dayton, dijeron las autoridades.
 
Los agentes de policía que patrullaban cerca respondieron de inmediato y mataron a Betts menos de un minuto después de que abriera fuego, dijeron las autoridades.
 
Otro excompañero de clase, que pidió no ser identificado por preocupación por su privacidad, también recordó haber sido convocado a la oficina del rector de la escuela y que le dijeran que era “el número uno” en la lista de estudiantes que Betts quería matar.
 
Dijo que la lista estaba dividida en dos columnas: una “lista negra” para chicos y una “lista de violaciones” para las chicas.
 
“Le encantaba mirarte y pretender disparar con pistolas, hacía pistolas con las manos”, dijo una de las chicas de la lista.
 
Reacción de Donald Trump 
 
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó el lunes la ideología racista del supremacismo blanco, sospechosa de causar uno de los dos tiroteos masivos que enlutan al país, pero evitó hablar de las armas de fuego y de las acusaciones sobre su retórica incendiaria.
 
Dos masacres el fin de semana, perpetradas por atacantes blancos en El Paso (Texas), fronteriza con México, y Dayton (Ohio), dejaron 30 muertos, según las autoridades estadounidenses. El canciller mexicano dijo que siete de las víctimas son mexicanas.
 
En un mensaje a la nación televisado desde la Casa Blanca, Trump describió los tiroteos masivos como un "crimen contra toda la humanidad", y ofreció sus condolencias a México por los fallecidos en El Paso.
 
El presidente no dijo nada en su discurso con respecto a restringir el acceso en Estados Unidos al tipo de armas poderosas que se usan habitualmente en los tiroteos masivos cada vez más frecuentes. 
 
Las autoridades investigan el tiroteo del sábado en El Paso, ciudad estadounidense en la frontera con México, como un posible crimen de odio tras conocerse un manifiesto relacionado con el sospechoso del ataque que dejó al menos 20 muertos.
 
Un hombre blanco de 21 años de Allen, un suburbio de Dallas, se entregó a la policía tras el tiroteo en una tienda de Walmart que dejó además 26 heridos.
 
Los medios estadounidenses lo identifican como Patrick Crusius, y lo vincularon a un manifiesto publicado en internet que incluye pasajes que xenofóbicos.
 
Crusius escribió que el ataque "es una respuesta a la invasión hispana de Texas" y aludió a los tiroteos en Christchurch, Nueva Zelanda, donde un hombre blanco mató a 51 fieles al abrir fuego dentro de una mezquita en marzo.
 
Afirmó que estaba "defendiendo" a su país "del reemplazo cultural y étnico provocado por una invasión".
 
También se quejó de que el rifle AK-47 que eligió "no estaba diseñado para disparar rondas rápidamente, por lo que se sobrecalienta mucho después de que se disparan unos 100 tiros en sucesión rápida". Para contrarrestar esto, dijo que usaría un guante resistente al calor.
 
Crusius escribió que probablemente pasó menos de un mes preparándose para el tiroteo. "Tengo que hacer esto antes de perder el valor", señaló en el texto.
 
Las autoridades confirmaron el vínculo entre el sospechoso y el texto. "En este momento tenemos un manifiesto de este individuo que hasta cierto punto indica que tiene un nexo con un posible crimen de odio", dijo el jefe de policía de El Paso, Greg Allen, en una conferencia de prensa.
 
El Paso, sobre el río Grande (Bravo) que separa a Estados Unidos y México, tiene 680.000 habitantes, 83% de ellos de ascendencia hispana, según datos del censo.
 
Es vecina a la mexicana Ciudad Juárez, que cuenta con una población de 1,5 millones, y ambas mantienen una intensa dinámica social y comercial, con ciudadanos yendo y viniendo para trabajar, estudiar o hacer compras.
 
En los últimos meses, El Paso también se ha convertido en uno de los puntos de entrada más movidos para los inmigrantes indocumentados, especialmente de América Central, que buscan asilo en Estados Unidos.
 
Tres de los muertos y seis de los heridos en el tiroteo eran mexicanos, informó el gobierno de López Obrador.