¿Por qué el turismo crece en el mundo, pero retrocede en Sudamérica? | Vistazo

¿Por qué el turismo crece en el mundo, pero retrocede en Sudamérica?

AFP Lunes, 09 de Septiembre de 2019 - 10:30
Facebook
Twitter
Email
El turismo internacional creció un 4% en el primer semestre de 2019, con notables mejoras en Medio Oriente, Asia y Pacífico pero un retroceso en América del Sur, indicó este lunes la Organización Mundial del Turismo (OMT).
 
Los destinos de Sudamérica sufrieron una caída del 5% que la OMT justifica por la disminución del turismo argentino que afectó a los países vecinos.
 
En la misma línea, este organismo, con sede en Madrid, advirtió de una caída del gasto en turismo de las dos grandes economías iberoamericanas, Brasil (-5%) y México (-13%).
 
A nivel mundial, después de dos años con crecimientos del 7% en 2017 y 6% en 2018, "el aumento de las llegadas está volviendo a su tendencia histórica", señaló este organismo, dependiente de la ONU.
 
El número de turistas internacionales creció hasta los 671 millones, 30 más que en el mismo periodo de 2018, y la OMT prevé cerrar el año con una mejora del 3-4%.
 
El organismo atribuye estos resultados a la fortaleza económica, la asequibilidad y conectividad de los vuelos y la mayor facilitación de visas, pero también advierte de amenazas para el sector.
 
"Los indicadores económicos más débiles, la incertidumbre prolongada sobre el Brexit, las tensiones comerciales y tecnológicas y los crecientes desafíos geopolíticos, han comenzado a afectar la confianza de las empresas y los consumidores", alerta en su comunicado.
 
El primer semestre de 2019 fue especialmente positivo para los destinos de Oriente Medio, que registraron un aumento del 8% en las llegadas, y de Asia y el Pacífico, donde crecieron un 6% gracias especialmente por los turistas chinos.
 
El resto de mercados también mejoraron pero más moderadamente: Europa creció un 4% debido en parte a la demanda interregional y América y África lo hicieron en un 2%.
 
En estas dos últimas zonas son destacables los resultados de África del Norte, con un 9% después del batacazo sufrido a principios de década, y el Caribe (+11%), impulsado por Estados Unidos.