Periodistas y activistas arrestados y torturados en Egipto | Vistazo

Periodistas y activistas arrestados y torturados en Egipto

Redacción Jueves, 13 de Febrero de 2020 - 16:47
Facebook
Twitter
Email
A partir de septiembre de 2019 se ha dado la mayor ola de arrestos de periodistas y defensores de Derechos Humanos desde la brutal represión que siguió al ascenso al poder del presidente Abdel Fattah el-Sisi en un golpe militar en 2014. 
 
Mahmoud Hussein, periodista de de Al Jazeera ha estado en prisión durante más de tres años, mientras que Ismail Alexandrani ha pasado más de 1.460 días detenido. Un periodista independiente, Abdullah Shousha, ha estado detenido durante más de 2.200 días. 
 
El pasado 8 de diciembre, el Tribunal de Seguridad egipcio renovó por otros 15 días la detención preventiva de la periodista Esraa Abdel Fattah por los cargos de difundir noticias falsas y hacer mal uso de las redes sociales.
 
Según los informes de CPJ, la bloguera y destacada activista de Derechos Humanos fue torturada en prisión. 
 
A finales de noviembre fue arrestada en El Cairo la periodista Solafa Sallam junto a su esposo Hossam El-Sayyad y su colega Mohamed Salah, todos amigos cercanos de Abdel Fattah. Los tres fueron interceptados por policías vestidos de civiles. 
 
Después de estas desapariciones, sus familias se alarmaron y los abogados de los periodistas pidieron información a las autoridades egipcias, que inicialmente negaron todo conocimiento de su arresto o paradero. Después de ser interrogados, los tres aparecieron 18 horas después de su arresto en la sede de la Seguridad del Estado.
 
Sallam, una periodista multimedia independiente que ha escrito para BBC y el Deutsche Welle, fue acusada de unirse a una organización terrorista y difundir noticias falsas en Facebook que podrían dañar la seguridad pública.
 
Según el Instituto Internacional de Prensa, Sallam fue golpeada y agredida durante los interrogatorios.  
 
 
Por otro lado, las alumnas del Máster Erasmus Mundus en Estudios de las Mujeres y de Género y el Máster en Género y Diversidad de la Universidad de Oviedo manifestaron su preocupación ante la privación de libertad de Patrick George Zaki.
 
Zaki es investigador y activista en derechos humanos, estudiante este masterado en la Universidad de Bolonia, fue detenido el pasado viernes 7 de febrero de 2020 al llegar a Egipto para visitar a su familia.
 
 
A su llegada a El Cairo, Zaki fue arrestado por las fuerzas de seguridad del régimen del general Al-Sisi y sometido a un interrogatorio ilegal de más de 20 horas.
 
En esta detención se vulneraron sus derechos humanos, entre ellos el acceso a una defensa jurídica. Actualmente se encuentra en prisión preventiva.
 
Entre los cargos de los que se le acusa están difusión de noticias falsas y declaraciones que alteran la paz social, perturbación de la paz y el orden público, incitación a la destitución del gobierno, uso de la violencia y promoción del terrorismo. Estas acusaciones son vertidas por la Agencia de Seguridad Nacional Egipcia, a causa de su ejercicio de la libertad de expresión y defensa de la igualdad de género y de los derechos LGTBI.
 
La ausencia de información sobre estas detenciones, tanto de periodistas y activistas, supone una violación contra los derechos humanos y un grave peligro para su integridad física y psicológica.
 
Amnistía Internacional denuncia que Zaki ha padecido torturas, extorsiones y amenazas varias. Al momento, no se conocen más novedades sobre su situación y sus compañeros han hecho extensiva una petición en la plataforma Change para que Zaki sea liberado. 
 
Varias organizaciones internacionales como el Instituto Internacional de Prensa (IPI) y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) han condenado las continuas desapariciones y detenciones arbitrarias de periodistas en Egipto, exigiendo a las autoridades que los liberen de inmediato.