Militares vuelven a favela de Rio en operativo relámpago | Vistazo

Militares vuelven a favela de Rio en operativo relámpago

Mundo

Militares vuelven a favela de Rio en operativo relámpago

AFP Martes, 10 de Octubre de 2017 - 09:28
Miembros de las Fuerzas Armadas brasileñas volvieron este martes a la mayor favela de Rio de Janeiro, Rocinha, para apoyar a la policía en un operativo relámpago después de que los tiroteos se intensificaran de nuevo en la comunidad.
 
Cerca de un millar de militares habían sido enviados a ocupar la icónica favela la última semana de septiembre ante los choques entre grupos de traficantes rivales. Y en la mañana del martes, unos 500 soldados y sus tanques blindados regresaron a los límites de Rocinha, especialmente en la zona selvática contigua al acomodado barrio de Gávea (sur), donde aparentemente se esconden los traficantes.
 
La secretaría de Seguridad de Rio y la Policía Militar (PM, un cuerpo que actúa bajo la autoridad de cada estado), "con apoyo técnico de las Fuerzas Armadas, realizan hoy una acción de escaneo en la zona selvática de la comunidad de Rocinha", informó la secretaría en su cuenta de Twitter.
 
"Es un apoyo técnico en esta operación de escaneo para localizar material escondido que ya fue detectado por Inteligencia (...) Buscamos armamento, municiones, explosivos, todos estos materiales que están siendo usados por las facciones", dijo a Globo Televisión el coronel Roberto Itamar, remarcando que el operativo es "puntual".
 
Las autoridades habían dado por "estabilizada" la situación en esta favela, donde viven alrededor de 100.000 personas, y decidieron retirar el pasado 29 de septiembre los 950 soldados que habían mandado una semana antes.
 
El gobierno de Rio dejó un patrullaje policial reforzado con 500 hombres cada día, desde que la violencia se había agudizado en Rocinha por invasiones de la comunidad y disputas entre grupos de narcotraficantes por el control de la venta de drogas.
 
El viernes pasado, un millar de militares y policías hicieron otro gran operativo en Morro dos Macacos, una favela al norte de Rio, en busca de presuntos delincuentes huidos de Rocinha a través de la selva, concretando una docena de detenciones. 
 
Un año después de haber sido sede los Juegos Olímpicos, la "Cidade Maravilhosa" sufre una nueva ola de violencia en medio de la bancarrota estatal. 
 
El gobierno federal envió hace dos meses 8.500 militares a reforzar la seguridad en Rio.