La reformas de Bachelet que intentaron remecer a Chile | Vistazo

La reformas de Bachelet que intentaron remecer a Chile

Mundo

La reformas de Bachelet que intentaron remecer a Chile

AFP Sábado, 10 de Marzo de 2018 - 16:57
Entre luces y sombras, la presidenta Michelle Bachelet completará el domingo un segundo mandato marcado por una ambiciosa batería de reformas, implementadas con suerte dispar y en medio de la caída su popularidad empañada por el caso de corrupción que salpicó a su familia.
 
Bachelet entregará el poder al conservador Sebastián Piñera, un magnate que en su segundo mandato deberá perfeccionar o modificar algunas de las reformas implementadas por la socialista.
 
Destacamos las más emblemáticas:
 
Gratuidad de la educación
 
Impelida por los movimientos estudiantiles que reclamaban la educación gratuita, Bachelet intentó sepultar el sistema educativo impuesto por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que mercantilizó la educación.
 
La reforma educativa de Bachelet suprime el aporte de las familias a colegios que reciben financiamiento del Estado, centraliza la administración de las escuelas públicas y, por el momento, permite estudiar gratis por primera vez en 35 años a unos 300.000 estudiantes, un tercio de los matriculados.
 
No obstante, la gratuidad universal está lejos de concretarse. Considerada insuficiente por los estudiantes, la ley de gratuidad establece plazos y compromete ambiciosas proyecciones de crecimiento económico para avanzar en su cobertura.
 
Aborto terapéutico, el logro más preciado
 
Tras dos años y medio de fuertes tensiones en el Congreso y un fallo favorable del Tribunal Constitucional, Bachelet promulgó en septiembre de 2017 quizá su ley estrella: el aborto terapéutico (por riesgo de vida para la madre, malformación del feto o violación), que sacó a Chile del puñado de países que prohíben la interrupción del embarazo en todas su formas.
 
"¡Por fin, firmamos la ley que consagra el derecho que tiene toda mujer a decidir sobre su cuerpo!", exclamó Bachelet al rubricar la iniciativa.
 
En 2016 consagró la unión entre parejas del mismo sexo a través de una unión civil, pero durante su mandato no ha conseguido que se apruebe el matrimonio homosexual, ni la de ley de género, que reconocería el derecho al cambio de sexo.
 
Reforma tributaria y laboral, dos piedras en el zapato
 
Al principio de su segundo mandato (2014-2018), el Parlamento aprobó una reforma tributaria para aumentar la recaudación fiscal y reducir las desigualdades. En 2016 sufrió modificaciones y siempre fue duramente cuestionada por el mercado porque suponía un palo en la rueda para las inversiones en el país más liberal de la región.
 
Aprobada en 2016, la reforma laboral consagra el derecho a huelga, prohíbe la sustitución de empleados en caso de paro e intenta darle mayor protagonismo a los sindicatos en un país con escasa participación en gremios.
 
El Tribunal Constitucional declaró nulas las normas sobre titularidad sindical, lo que valida la existencia de grupos negociadores paralelos al gremio en caso de conflicto.
 
Medio ambiente, un ingente legado
 
El mayor legado tangible de Bachelet será, sin duda, ambiental. La mandataria deja 14 nuevas áreas marinas protegidas (ocho parques marinos y seis áreas marinas costeras), que suman un total de 1,31 millones de km2.
 
Asimismo, creó la Red de Parques de la Patagonia, que juntos suponen un área de conservación de 4,5 millones de hectáreas en el extremo sur del país, con el impulso del fallecido filántropo estadounidense Douglas Tompkins, que donó más de 407.000 hectáreas de bosques nativos en el sur chileno.
 
Nueva Constitución, ¿acto simbólico?
 
A seis días de dejar el gobierno, Bachelet lanzó sin ningún consenso un proyecto de nueva Constitución cumpliendo una de las promesas de su programa. Pero será el próximo gobierno el que decida si prosigue o retira el proyecto.