"La Manada" se mofa durante juicio por nuevo caso de abuso sexual | Vistazo

"La Manada" se mofa durante juicio por nuevo caso de abuso sexual

Mundo

"La Manada" se mofa durante juicio por nuevo caso de abuso sexual

Redacción / Agencias Jueves, 21 de Noviembre de 2019 - 16:23
Seis años de prisión es la pena que podrían enfrentar, por otro caso de violación, cuatro de los cinco miembros de "La Manada", quienes ya fueron condenados a 15 años por la violación de una joven en la ciudada española de Pamplona en 2016. 
 
Este otro caso se levantó a partir de los hechos que ocurrieron en las fiestas de un pueblo del sur de España en mayo de 2016. Los acusados, además de abusar presuntamente de una joven de 21 años, grabaron esos abusos en un teléfono.
 
Los videos que comprobarían el delito fueron hallados por la Policía. Según la Fiscalía, la víctima sufrió ''estrés postraumático'' al ver los vídeos de la agresión. Mientras la Policía declaraba este miércoles 20 de noviembre, los miembros de 'La Manada' se rieron y han murmuraron entre ellos. Ante esta situación y falta de atención y despreocupación, el juez se vio obligado a detener el juicio para preguntar al grupo ''¿qué es lo que os hace tanta gracia?'', además les ordenó que dejaran de hacer gestos.
 
En las conclusiones finales del juicio que se sigue en Córdoba (sur), la Fiscalía pidió hoy cuatro años de prisión para cada uno de ellos por un delito contra la intimidad y dos por abuso sexual, mientras que la defensa pidió la absolución de todos ellos, si bien ofreció penas alternativas si el juez admite como prueba el vídeo que mostrarían los supuestos abusos.
 
El vídeo que mostraría los abusos fue hallado por la Policía durante la investigación a los acusados en el caso de la violación grupal en la fiesta de los Sanfermines 2016, que provocó una gran movilización social en toda España en apoyo de la víctima.
 
El caso que ahora se juzga había ocurrido solo dos meses antes que esa violación, que también grabaron y difundieron a través de un grupo de whatsapp.
 
El informe judicial relata que los cuatro acusados conocieron a la víctima en las fiestas de una localidad de la región de Andalucía (sur).
 
Tras haber bebido, la joven pidió al grupo que la llevara en automóvil hasta la localidad donde residía. Al entrar en el vehículo, cayó en un estado de semiinconsciencia y los acusados le practicaron tocamientos y grabaron esas acciones.