Historiador ruso que descuartizó a su novia es despedido por "conducta inmoral" | Vistazo

Historiador ruso que descuartizó a su novia es despedido por "conducta inmoral"

Mundo

Historiador ruso que descuartizó a su novia es despedido por "conducta inmoral"

EFE Miércoles, 13 de Noviembre de 2019 - 11:47
El profesor ruso Oleg Sokolov, autor confeso del asesinato de su pareja y exalumna, ha sido despedido por la Universidad Estatal de San Petersburgo por "conducta inmoral", informó hoy el centro educativo.
 
La orden sobre el despido de Sokolov, fechada el 11 de noviembre, señala que el docente deja de trabajar en la universidad por "conducta inmoral incompatible con el ejercicio de sus funciones".
 
Previamente, el centro donde el profesor, de 63 años, impartía clases se mostró "consternado" por el asesinato de una exalumna de Sokolov perpetrado por él mismo, un crimen que calificó de "monstruoso".
 
Sokolov fue detenido la semana pasada en San Peterburgo, cuando intentaba deshacerse del cuerpo de su exalumna Anastasia Yéschenko, de 24 años, con la que supuestamente mantuvo una relación sentimental durante años.
 
 
El hombre, considerado uno de los mayores expertos de Rusia en la época de Napoleón, era un apasionado de las reconstrucciones históricas, en las que contaba con la ayuda de Yéschenko.
 
Además, juntos escribieron dos libros sobre el emperador francés.
 
El historiador fue detenido el sábado a orillas del río Móika, en el centro de la ciudad, con una mochila flotando a su lado, en cuyo interior había dos brazos de mujer y una pistola.
 
Una historia de terror
Sokolov habría declarado a los investigadores que mató durante una discusión a su compañera sentimental, Anastasia Eshchenko, quien vivía en su casa. Después la decapitó y cortó sus brazos y piernas para intentar deshacerse del cadáver, según los medios.
 
La policía descubrió en el domicilio de Sokolov el cuerpo decapitado de la joven de 24 años, con la que el historiador había firmado varios libros, así como una sierra manchada de sangre.
 
Este catedrático de historia en la Universidad Estatal de San Petersburgo, que también enseñaba en la universidad de la Sorbona en Francia, es autor de varias obras sobre Napoleón Bonaparte, algunos traducidos al francés, y fue asesor en varias películas y recreaciones históricas.
 
Sus estudiantes lo describen como un talentoso profesor, que hablaba francés y podía interpretar los roles de Napoleón y de sus generales.
 
Pero era "raro", le gustaba vestirse de Napoleón, llamar a su compañera "Josefina", y hacerse llamar "Sire" (señor), aseguraron algunos.
 
Anastasia Eshchenko era igualmente una apasionada de la era napoleónica y le gustaba, como a él, vestirse con trajes de época.
 
"Lo que ha ocurrido es simplemente monstruoso", declaró bajo anonimato un profesor de la Universidad Estatal de San Petersburgo. Añadió que Sokolov estaba dedicado a su trabajo, pero también era inestable emocionalmente y abusaba del alcohol.
 
Un antiguo estudiante, Fiodor Danilov, afirmó que Sokolov era considerado como uno de los mejores profesores de la universidad, pero también un hombre excéntrico que a veces gritaba en francés.
 
Su relación con Anastasia era un secreto a voces, añadió. "Pero todo el mundo lo aceptaba. Era asunto de ellos", aseguró.
 
Varios estudiantes de esta prestigiosa universidad, donde estudió el presidente Vladimir Putin, dijeron que era conocido por su comportamiento hostil, pero que la administración había ignorado las quejas. 
 
Vasili Kunin, compañero de la víctima, culpa a la dirección de la universidad. "Había una cierta política de silenciar cosas", aseguró.
 
Según los medios, Sokolov habría golpeado y amenazado de muerte a otra mujer en 2008, pero nunca fue acusado formalmente.
 
El historiador era miembro de alto rango de la Sociedad Militar Histórica de Rusia, dirigida por el ministro de Cultura, Vladimir Medinski. El organismo suprimió inmediatamente cualquier referencia a Sokolov en su web, según la prensa.
 
Igualmente trabajaba como consejero en Francia para el Instituto de Ciencias Sociales, Económicas y Políticas (Issep), que le despidió tras conocer su detención.
 
"Nos enteramos con horror por la prensa del crimen atroz del que Oleg Sokolov se habría declarado culpable", indicó el sábado el instituto en un comunicado.
 
Luego de esto, acusó a su víctima de haberlo atacado, durante una audiencia judicial que se realiza en medio de un debate en Rusia sobre la impunidad de los autores de violencia conyugal.
 
Pálido, mal afeitado, de jeans y suéter rojo, Oleg Sokolov, catedrático de historia en la Universidad Estatal de San Petersburgo y especialista de Napoléon Bonaparte, se cubrió la cara con las manos sollozando, antes de acusar a la víctima, ante el juez que decidirá si permanece detenido.
 
"Nosotros realmente nos queríamos mucho, pero últimamente se volvía loca cuando se trataba de mis hijos" de un matrimonio anterior, dijo al juez.
 
Según él, la "joven ideal se transformó (...) atacó con un cuchillo". "Estoy en shock, tengo remordimientos", agregó. 
 
Serguei Echtchenko, hermano de la víctima, afirmó que "los celos" eran la causa del crimen: "Ella le dijo que iba a la fiesta de cumpleaños de un amigo de la universidad. Él la golpeó, ella salió de todos modos y luego volvió a casa...", dijo en el sitio de noticias RBK.
 
Varias asociaciones consideraron este caso como un nuevo ejemplo del flagelo de la agresión contra la mujer en un país que despenalizó en 2017 la violencia doméstica y conyugal en la mayoría de los casos.