Guardacostas siguen esperando encontrar a Emiliano Sala con vida | Vistazo

Guardacostas siguen esperando encontrar a Emiliano Sala con vida

Mundo

Guardacostas siguen esperando encontrar a Emiliano Sala con vida

AFP Miércoles, 23 de Enero de 2019 - 10:25
Los guardacostas se esforzaban el miércoles por encontrar la avioneta en que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala, desaparecida cuando sobrevolaba el canal de la Mancha, y aunque las probabilidades son "escasas" conservaban la esperanza de hallarlo "con vida" junto al piloto.
 
La policía de la isla británica de Guernsey, situada en el canal, afirmó haber reanudado la búsqueda al amanecer, concentrándose "en una zona precisa donde, creemos, tenemos la mayor probabilidad de encontrar algo, en base al estudio de las mareas y la meteorología desde la desaparición del avión".
 
Tres aviones y un helicóptero participaban en las operaciones.
 
Los socorristas contemplan varias posibilidades, entre ellas que la avioneta se partiese al caer al agua. Sin embargo, afirmaron privilegiar la hipótesis de que Sala y el piloto hubiesen podido realizado un amerizaje y haberse refugiado en un bote salvavidas que llevaban a bordo.
 
El aparato en el que viajaban, un monomotor Piper PA-46 Malibu, desapareció de los radares a unos 20 km de Guernsey hacia las 20H20 GMT del lunes, durante un trayecto entre Nantes, en Francia, y Cardiff, en Gales. 
 
"Dada la temperatura del agua y las condiciones meteorológicas, ya que la pasada noche fue agitada, sus posibilidades de sobrevivir son escasas", dijo a la AFP el jefe de los guardacostas de Guernesey, David Barker.
 
Pero no "desestimamos nada, estamos decididos a encontrar a estos dos hombres con vida", aseguró.
 
Sala organizó el viaje
 
En un mensaje de audio enviado por WhatsApp a unos amigos, según medios argentinos, el futbolista había expresado una cierta preocupación, pese a que su voz no sonaba alarmada.
 
"Estoy acá arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos y me estoy yendo para Cardiff", dijo Sala. "Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben. ¡Papá! Qué miedo que tengo", decía supuestamente el delantero.
 
Sala acababa de ser traspasado por 17 millones de euros, una suma récord, del club francés Nantes al galés Cardiff, de la primera división inglesa, que se encuentra actualmente en posición de descenso.
 
Su presidente, Mehmet Dalman, aseguró el miércoles que habían propuesto a su nuevo fichaje reservarle un billete de avión en una aerolínea regular, pero Sala prefirió organizar su propio viaje.
 
"Hablamos con el jugador y le preguntamos si quería que hiciéramos los preparativos para su vuelo que, francamente, hubiese sido un vuelo comercial", dijo Dalman a Wales Online, pero "rehusó e hizo sus propios preparativos".
 
"Pensar en lo peor"
 
"Pasan las horas y no sé nada, me da por pensar lo peor", declaró el martes por la noche Horacio Sala, el padre del jugador, a la prensa en Argentina.
 
En Progreso, localidad natal de Sala en Argentina, reinaba la preocupación.
 
"Son horas de incertidumbre, de mucho dolor y mucha tristeza, esperando la noticia buena de que se encuentre con vida", dijo a la AFP Daniel Ribero, presidente del club San Martín.
 
"Cerraba y abría los ojos para ver si no estaba soñando porque me parecía que era algo prácticamente imposible lo que estaba ocurriendo", afirmaba un habitante, Miguel Meynet, que seguía "esperando un milagro". "Otra cosa no se puede esperar". 
 
El mundo del fútbol quedó conmocionado por la noticia.
 
"Lo vivimos con tristeza, por supuesto, y les enviamos toda la fuerza y el cariño del mundo a sus familiares, sus allegados, sus conocidos", afirmó el técnico del Real Madrid, el argentino Santiago Solari en Madrid.
 
En Nantes, ciudad del oeste de Francia en cuyo equipo militaba hasta ahora Sala, cientos de personas acudieron a depositar flores en homenaje a su mejor goleador, autor de 12 tantos en la primera mitad de la temporada.
 
La esperanza del Cardiff
 
También en Cardiff la emoción era enorme, tres días después de la firma del traspaso.
 
Según Dalman, el entrenador Neil Warnock estaba "en estado de choque". "Neil es humano y está tan afectado como todos nosotros", afirmó, precisando a la BBC que el Cardiff no planeaba cambiar su próximo partido de la Premier League, previsto contra el Arsenal el 29 de enero.
 
Sala "no solo era nuestro traspaso más caro sino también el que iba a cambiar la situación y marcar los goles que nos permitieran permanecer" en primera división, lamentó uno de los hinchas del club, Josh Thomas, al margen de una concentración de apoyo.
 
El atacante argentino se formó en el Burdeos, al que llegó como adolescente a través del Proyecto Crecer, la escuela de fútbol creada por el club francés en la provincia argentina de Córdoba.
 
Cedido a diferentes clubes (Orleans, Niort y Caen), encadenó goles pero no llegó a imponerse en su club propietario, que lo traspasó en 2016 al Nantes por un millón de euros.
 
En el Cardiff, el espigado jugador, de 1,87 m de estatura, había fichado por tres temporadas y media.
 
El lunes regresó a Nantes para recuperar sus últimas pertenencias, antes de trasladarse definitivamente a la capital galesa.