ELN libera a 6 secuestrados pero paz en Colombia sigue en vilo | Vistazo

ELN libera a 6 secuestrados pero paz en Colombia sigue en vilo

Mundo

ELN libera a 6 secuestrados pero paz en Colombia sigue en vilo

AFP Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - 19:45
El ELN dejó en libertad este miércoles a seis personas que tenía secuestradas desde agosto en Colombia, pero el proceso de paz se mantiene en vilo por la exigencia del gobierno de que esa guerrilla cese su accionar criminal y libere a todos los raptados.
 
El grupo liberó a tres policías, un soldado y dos contratistas que había raptado el 3 de agosto cuando se trasportaban por un río del selvático departamento del Chocó (noroeste). Según las autoridades, los uniformados estaban desarmados y de civil.
 
"Celebro que haya personas que estén retornado hoy a sus hogares después de haber padecido la tragedia oprobiosa del secuestro", dijo el presidente Iván Duque en la ciudad de Pasto, departamento de Nariño, en la frontera con Ecuador.
 
Pero mantuvo como condiciones para reanudar las pláticas que los insurgentes liberen a todas las personas en su poder y suspendan "todas las actividades criminales". 
 
"Si no empezamos por ahí, lo que terminamos es validando la violencia como un medido de acceso a la negociación con el Estado, ese ha sido un error histórico que se ha cometido en Colombia", afirmó.
 
Los hombres fueron entregados a una comisión humanitaria integrada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Defensoría del Pueblo (ombudsman), la Iglesia católica y líderes comunitarios.
 
El proceso se dio "en medio de un fuerte operativo militar" y pese a la negativa del gobierno de "pactar protocolos que facilitaran la liberación", que los guerilleros pretendían realizar hace cinco semanas, aseguró Uriel, comandante del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del ELN, que tenía en su poder a los rehenes.
 
"Interlocución"
 
Duque mantuvo las exigencias impuestas el fin de semana para retomar los diálogos desarollados por el anterior gobierno del Premio Nobel de Paz Juan Manuel Santos en Cuba. 
 
El sábado incluso habló de una "exploración" y no de un proceso como el que venían sosteniendo Santos y el ELN desde febrero de 2017, lapso en el cual solo lograron pactar un alto al fuego bilateral de 101 días.
 
El mandatario, que asumió el poder hace un mes con la promesa de endurecer las condiciones de negociación con los rebeldes, aseguró este miércoles que espera muestras "genuinas" de voluntad de paz del ELN.
 
Entre ellas mencionó que la guerrilla precise cuántos secuestrados tiene en su poder, en qué estado y cuándo los liberarán. Además, que cese las actividades criminales, entre ellas el narcotráfico.
 
"Si hay esta suspensión de estas actividades criminales, esa terminación, y esa liberación de los secuestrados, aquí habrá interlocución", apuntó Duque.
 
El ministerio de Defensa aseguró en un mensaje enviado a AFP que el ELN mantiene a al menos 18 rehenes raptados entre 2002 y septiembre de este año. Si se restan los seis liberados este miércoles y otros tres dejados en libertad la semana pasada en zona fronteriza con Venezuela, en total quedarían nueve personas en poder de esa guerrilla.
 
Las autoridades acusan al ELN de financiar su lucha armada con recursos del narcotráfico. Los insurgentes rechazan esos señalamientos, pero reconocen que cobran una suerte de impuesto irregular a las actividades lícitas e ilícitas realizadas en zonas donde operan.
 
 "En tablas"
 
Los rebeldes, que cuentan con unos 1.500 combatientes y una extensa red de apoyo, se opusieron desde el lunes a los requerimientos de Duque por considerarlos imposiciones y porque en la mesa se acordó que las conversaciones se desarrollarían en medio de los enfrentamientos en Colombia.
 
Por ello, el ELN, última guerrilla de Colombia tras el desarme y transformación en partido de las FARC el año pasado, acusó al mandatario de acabar con el proceso de paz al plantear "condiciones inaceptables" para retomar la mesa de diálogos en La Habana.
 
"Por ahora sigue el asunto en tablas, ambos (gobierno y ELN) diciendo que quieren negociar", dijo a la AFP el experto en el conflicto colombiano Carlos Alfonso Velásquez. "Hay un especie de interregno allí (...) a ver quién mueve la ficha para sentarse a negociar".
 
Analistas coinciden en la dificultad de negociar con la guerrilla guevarista, alzada en armas en 1964 inspirada en la revolución cubana, por su estructura federal que da vocería a cada frente y ponen en entredicho su unidad de mando.
 
Además, según inteligencia militar, comandantes y tropas rebeldes se refugian en Venezuela.
 
Un acuerdo final con el ELN terminaría con el último conflicto armado en América, que deja más de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados, si bien en Colombia aún operan disidencias de las FARC y bandas del narcotráfico de origen paramilitar.