El papa recibe a más víctimas de un sacerdote pedófilo chileno | Vistazo

El papa recibe a más víctimas de un sacerdote pedófilo chileno

Mundo

El papa recibe a más víctimas de un sacerdote pedófilo chileno

AFP Sábado, 02 de Junio de 2018 - 11:51
El papa Francisco recibe este sábado a un grupo de cinco sacerdotes chilenos, también víctimas de abusos del cura de ese país Fernando Karadima, anunció el Vaticano.
 
"A las 16H00 (14H00 GMT), el Santo Padre Francisco celebrará la Eucaristía con el grupo de sacerdotes chilenos que se hospeda desde ayer en la Casa Santa Marta (residencia del papa), dando inicio así a los encuentros previstos", indicó un comunicado del Vaticano.
 
"El objetivo de esta reunión convocada por el papa Francisco es profundizar en la realidad vivida por una parte de los fieles y del clero chileno", continuó el comunicado.
 
"Con la ayuda de estos cinco sacerdotes, el Papa busca poner remedio a la ruptura interna de la comunidad. Así se podrá empezar a reconstruir una relación sana entre los fieles y sus pastores, una vez que todos tomen conciencia de sus propias heridas", agregó.
 
Hace más de una semana, el Vaticano anticipó en otro comunicado que "con este nuevo encuentro, el papa Francisco quiere mostrar su cercanía con los sacerdotes víctimas de abuso, acompañarlos en su sufrimiento y escuchar sus opiniones en vista de mejorar las medidas preventivas actuales y la lucha contra los abusos en la Iglesia".
 
El papa recibió hace unas semanas a otras tres víctimas de Karadima.
 
Francisco anunció recientemente "cambios" a corto, medio y largo plazo para "restablecer la justicia" en el seno de la Iglesia chilena, después de haber leído las conclusiones de una investigación sobre abusos sexuales cometidos por el clero.
 
En una carta dirigida el jueves a los chilenos, el papa argentino reconoció que no supieron "escuchar y reaccionar a tiempo" frente a los escándalos por abusos sexuales dentro de la Iglesia chilena.
 
El 18 de mayo, los obispos chilenos renunciaron en bloque tras los escándalos de abusos sexuales cometidos por religiosos, en un gesto sin precedentes en la historia reciente de la iglesia católica, que ha sido seguido por una serie de mea culpa del papa que aún tiene que decidir si acepta o no estas dimisiones.
 
Al principio de este caso, el papa Francisco defendió al obispo Juan Barros, acusado de haber encubierto en los años 1980 y 1990 los casos de pederastia contra Karadima.
 
Ese apoyo lo reiteró explícitamente durante su visita a Chile en enero pasado y provocó indignación entre las víctimas y parte de los fieles en ese país se mayoría católica.
 
Condenado por la justicia del Vaticano en 2011, Karadima fue obligado a retirarse de por vida.