El Papa pide transparencia con las víctimas de abusos sexuales | Vistazo

El Papa pide transparencia con las víctimas de abusos sexuales

AFP Domingo, 04 de Agosto de 2019 - 12:35
Facebook
Twitter
Email

El papa Francisco denunció nuevamente este domingo la ley del silencio que imperaba en torno a los abusos sexuales cometidos por los sacerdotes y reiteró el pedido de "transparencia, sinceridad y solidaridad" con las víctimas.

"En estos últimos tiempos hemos podido oír con mayor claridad el grito, tantas veces silencioso y silenciado, de hermanos nuestros, víctimas de abuso de poder, conciencia y sexual por parte de ministros ordenados", escribió el papa Francisco en una carta dirigida a los sacerdotes en ocasión del 160 aniversario de la muerte del francés Jean-Baptiste-Marie Vianney, conocido como el Cura de Ars.

"Como Ustedes saben estamos firmemente comprometidos con la puesta en marcha de las reformas necesarias para impulsar, desde la raíz, una cultura basada en el cuidado pastoral de manera tal que la cultura del abuso no encuentre espacio para desarrollarse y, menos aún, perpetuarse", agregó.

"Si en el pasado la omisión pudo transformarse en una forma de respuesta, hoy queremos que la conversión, la transparencia, la sinceridad y solidaridad con las víctimas se convierta en nuestro modo de hacer la historia y nos ayude a estar más atentos ante todo sufrimiento humano", afirmó el papa.

Enfrentado a una serie de escándalos de abusos sexuales que mancharon la imagen de la Iglesia católica, el papa Francisco organizó en febrero una cumbre mundial de obispos sobre la cuestión al cabo del cual prometió acciones concretas.

A comienzos de mayo, Francisco cambió la legislación interna de la Iglesia para establecer la obligación de que los sacerdotes señalen cualquier sospecha de agresión o acoso sexual.

Además obliga a los miembros de la iglesia a señalar cualquier tentativa de la jerarquía de cubrir los abusos sexuales cometidos por sacerdotes o religiosos.

Francisco se refirió a los sacerdotes que se lamentan de verse denigrados por crímenes que no cometieron.

Muchos "me manifestaron su indignación por lo sucedido, y también cierta impotencia" ya que "han vivido el daño que provoca la sospecha y el cuestionamiento, que en algunos o muchos pudo haber introducido la duda, el miedo y la desconfianza", escribió el papa este domingo.

"Sin negar y repudiar el daño causado por algunos hermanos nuestros sería injusto no reconocer a tantos sacerdotes que, de manera constante y honesta, entregan todo lo que son y tienen por el bien de los demás", afirmó.

"Son innumerables los sacerdotes que hacen de su vida una obra de misericordia en regiones o situaciones tantas veces inhóspitas, alejadas o abandonadas incluso a riesgo de la propia vida", sostuvo.

"Reconozco y agradezco vuestro valiente y constante ejemplo que, en momentos de turbulencia, vergüenza y dolor, nos manifiesta que Ustedes siguen jugándose con alegría por el Evangelio", concluyó el papa.