El infectólogo que dice haber derrotado al coronavirus | Vistazo

El infectólogo que dice haber derrotado al coronavirus

Sébastien Mélières | smelieres@vistazo.com Martes, 24 de Marzo de 2020 - 18:00
Facebook
Twitter
Email
El mundo entero habla de este científico loco o genio incomprendido cuyo largo cabello blanco y barba recuerda al mosquetero D’Artagnan. ¿Tendrá la pócima mágica contra la angustiante crisis planetaria que plantea el coronavirus? 
 
“La capacidad antiviral y antiinflamatoria de la cloriquina podría tener una eficacia potencial para tratar pacientes afectados con neumonías provocada por el Covid-19”, declaró Raoult.
 
El profesor francés Didier Raoult, a cargo del Instituto Hospitalario Universitario de Marsella está convencido que la cloroquina es lo que debería acabar con la plaga mundial del Covid-19. Es también lo que creen los hombres y mujeres que hacen hasta cinco horas de cola en Marsella frente al l’Institut Méditerranée Infection para acceder a una prueba de detección del coronavirus y al tratamiento con cloroquina defendido por el profesor Raoult.
 
Pero ¿quién es Didier Raoult? Hijo de un militar y una enfermera nacido en Senegal, la reputación científica de este infectólogo es indudable. Se trata de un investigador de gran prestigio internacional, detrás de varios descubrimientos, en particular sobre virus gigantes, e incluso dio su nombre a dos bacterias (Raoultella planticola y Rickettsia raoultii).
 
 
Este experto en microbiología de 68 años dirige uno de los mayores centros sobre enfermedades infecciosas tropicales emergentes, es autor de numerosas publicaciones científicas y es el 2010 obtuvo el gran premio del INSERM, el Instituto Nacional de Investigación en Salud y Medicina de Francia. 
 
“Es un gran microbiólogo, un gran infectólogo. Es un hombre extraordinario, comprometido, un militante de la ciencia. Tiene en su haber un número y calidad de publicaciones extraordinarios. Didier Raoult sabe de lo que habla y haríamos bien en prestar atención a lo que dice”, asevera Arnold Munnich, cofundador en Paris-Necker del hospital universitario Imagine, dedicado a las enfermedades genéticas, y antiguo asesor de salud del expresidente Nicolas Sarkozy.
 
El alcalde de Niza, Christian Strossi, contagiado, ordenó comenzar a aplicarlo en su ciudad. “Es un gran médico, una persona muy ética, que trabaja duro, que tiene mucho respeto por sus equipos”, añade Philippe Douste-Blazy, ex Ministro de Sanidad y Asuntos Exteriores. 
 
Pero el profesor Raoult tiene muchos detractores preocupados por los efectos secundarios de la cloroquina. Las autoridades francesas se muestran reticentes y la Organización Mundial de la Salud alertó el día 23 de marzo sobre el peligro de los “estudios reducidos” sobre tratamientos y las “falsas esperanzas” que despierta la cloroquina.
 
“El Alto Consejo de Salud recomienda que este tratamiento no se utilice en ausencia de una recomendación, salvo en formas graves, hospitalizados por decisión colegiada de los médicos y bajo estricta supervisión médica”, afirmó el lunes 23 de marzo el ministro francés de Salud Olivier Verán.
 
“Todo el mundo utilizará la cloriquina. No soy yo el bizarro, es la gente que es ignorante”, dijo el profesor Roualt al diario Le Parisien este lunes 23 de marzo.
“A partir de que nosotros hemos mostrado que el tratamiento es eficaz, yo encuentro inmoral no administrarlo. Es así de simple”, declaró el profesor Roualt.
 
“Yo soy un científico y reflexiono como un científico,con elementos verificables. Produzco más data en enfermedades infecciosas que nadie en el mundo. Soy un doctor, tengo 75 pacientes hospitalizados y 600 consultas por día. Las opiniones de una y otros me tienen sin cuidado. En mi equipo nosotros somos gente pragmática, no pájaros de la televisión”, alertó el profesor con algo de irreverencia.
 
El infectólogo declara haber publicado un estudio científico sobre la cloroquina hace 13 años. “Después cuatro estudios mas han mostrado que el coronavirus era sensible a la cloroquina. Todo esto no es una novedad. La eficacia potencial del resultado de la cloroquina sobre los modelos de cultura viral los conocemos. Sabemos que es un antiviral eficaz”, advirtió.
 
“Nosotros hemos decidido en nuestros experimentos ajustar un tratamiento de una azytromicina (un antibiótico contra la neumonía bacteriana) para evitar la sobreinfección”, explicó el infectólogo al diario Le Parisien. 
 
El profesor Roualt no quiere esperar:” Nosotros creemos que hemos encontrado el tratamiento con nuestro equipo. Cuando usted tiene un tratamiento que marcha contra cero que funciona, este es el tratamiento que debe ser la referencia. Esa es mi libertad de prescribir como médico. Nosotros no tenemos que obedecer al estado para cuidar a los enfermos.
 
Después de Hipócrates, los médicos hacemos lo mejor, en el estado de nuestro conocimiento y el estado de la ciencia”, argumentó el infectólogo francés para defender la inmediata aplicación del tratamiento.
 
A pesar de las declaraciones del científico, el Alto Consejo de la Salud de Francia recomienda no utilizar su tratamiento, salvo para casos graves y bajo vigilancia médica estricta.