Ecuatoriana en España habría sido asesinada por su hijo de 16 años | Vistazo

Ecuatoriana en España habría sido asesinada por su hijo de 16 años

Mundo

Ecuatoriana en España habría sido asesinada por su hijo de 16 años

Agencias Martes, 21 de Mayo de 2019 - 11:08
El joven de 16 años huido de Mallorca tras el asesinato de su madre, cuyo cadáver fue hallado el pasado día 15 en su casa de Palma, espera a ver al juez que decidirá sobre su entrega a España tras haber sido detenido este martes en Bélgica junto a su novia, informaron fuentes diplomáticas.
 
 
Los plazos de su traslado a España, que ha cursado una euroorden para que el menor pase a disposición de la Justicia española, dependerán de si el sospechoso acepta o no su entrega, agregaron las fuentes, que precisaron que la detención ha sido fruto de la cooperación entre las fuerzas policiales de España y Bélgica.
 
El cadáver de la mujer, Gloria Francisca Zabala Correa, ecuatoriana de 53 años, fue hallado el pasado miércoles con indicios de haber sufrido una muerte violenta, dentro de un arcón en su vivienda, situada en la zona costera de El Arenal, con claros signos de violencia, si bien aún no ha trascendido qué día murió.
 
Según el Diario de Mallorca, durante los días que el cuerpo estuvo encerrado, el hijo de 16 años que vivía con ella siguió en la casa, aparentemente tranquilo, aunque los vecinos detectaron comportamientos extraños, como el hecho de que cerrara con un candado el garaje de la casa, que compartían con otras personas.
 
Esta circunstancia ha hecho recaer sobre el joven todas las sospechas, ya que todo indica que habría permanecido en la casa varios días junto al cadáver de su madre. No denunció la desaparición hasta el martes a primera hora de la mañana, cuando se presentó en comisaría acompañado por una tía.
 
Esa misma mañana, sobre las once y media, los vecinos le vieron salir de casa con una gran mochila. Se despidió con una simpatía poco habitual. Y esa noche, sobre las nueve y media, se presentó en el domicilio una amiga de su novia, preocupada porque había desaparecido. Apenas tres horas después, el hombre con el que madre e hijo compartían casa llegó tras pasar unos días en Madrid y encontró el cuerpo sin vida de la víctima en un arcón, en el garaje, que no había visto nunca antes.
 
Ante la ausencia del menor en los días posteriores a la denuncia, la Policía dictó una orden internacional de búsqueda por si había salido de la isla. La intención de los agentes era interrogarle y esclarecer su relación con el suceso.