Director de escuela que abusaba de niñas en Alaska fue arrestado por el FBI | Vistazo

Director de escuela que abusaba de niñas en Alaska fue arrestado por el FBI

Redacción Viernes, 15 de Mayo de 2020 - 18:35
Facebook
Twitter
Email
Nadie creyó que el director de una escuela en Alaska hubiera abusado de niñas durante años y finalmente fue arrestado por el FBI.  Las autoridades educativas habían ignorado varias denuncias contra Christopher Carmichael. Él Estaba a cargo de uno de los colegios rurales más grandes de un área remota, donde la tasa de violencia sexual es seis veces más alta que en el resto de EEUU.
 
La primera denuncia, a comienzos de 2016, hizo que Christopher Carmichael, director de la Escuela Gladys Jung de Bethel, en Alaska, reconociera ante las autoridades del distrito escolar una conducta que podría haberle valido su título de docente. Sin embargo, nada sucedió. Casi cuatro años más tarde, la noticia de la detención de Carmichael por abuso de menores en diciembre de 2019 pareció sorprender a las autoridades locales, excepto a la policía de Bethel.
 
Las familias de las menores que habían sido abusadas por el director tampoco se asombraron. Debido a que por mucho tiempo Carmichael hacía regalos tanto a las hijas como a los padres. Algunos eran realmente costosos. También enviaba mensajes en Facebook, en ocasiones simplemente impropios, aunque la plataforma los dejó pasar. Solían llegar de noche. Pero Carmichael era tan carismático y dedicado que la situación se volvía confusa, incluso para los adultos.
 
Pero las pruebas que juntó el Grupo Especial contra la Explotación de Menores de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) fueron suficientes para que Carmichael fuera acusado ante la Justicia por posesión de pornografía infantil, intento de coerción de menores y abuso sexual de menores. 
 
Un agente del FBI se hizo pasar por una niña de 13 años y estableció una relación por mensaje de texto, en el cual el director de la escuela le pidió que se masturbara, le enviara fotos y lo llamara “papi”. En el momento del arresto, Carmichael creía que se iba a encontrar con la adolescente para tener relaciones sexuales.
 
Carmichael, llegó a Bethel en 2014 luego de haber trabajado durante 15 años en dos pequeñas localidades costeras a orillas del Mar de Bering. Su conducta parece haber sido la misma, ya que, aun cuando se había mudado ya a Bethel, no perdió de vista a al menos una de sus ex alumnas en la escuela del pueblo.
 
Una tercera niña se quejó del comportamiento abusivo de Carmichael. La “Víctima C”, como se la llamó, tenía 13 años y acababa de egresar de la escuela. Dijo que él había manoseado sus pechos en los armarios de la escuela y en su oficina. En este momento inició la operación encubierto del FBI. 
 
Carmichael dio a la menor su número de teléfono y le pidió que lo llamara “papi” y que mantuvieran la relación en secreto. También le hacía regalos, como a la familia, que recibió con sospecha una cama king-size. 
 
El 2 de diciembre le hizo una llamada, que fue grabada. “Todos tenemos nuestras cosas, travesuras que nos gusta hacer”, dijo. Cuando la niña/agente le contó que vivía en un hogar sin padre, él le dijo que le daban ganas de adoptarla.
 
Carmichael fue arrestado el 11 de diciembre. El distrito escolar se quejó porque el FBI no lo había puesto al tanto de la investigación. El ex director reconoció que se sentía sexualmente atraído por las niñas. Las familias de otras dos ex alumnas demandaron a la escuela días después, diciendo que las autoridades habían permitido los abusos de sus hijas a pesar de las repetidas advertencias sobre la conducta del director. 
HOY EN HOME