Detenidos presuntos asesinos de Marielle Franco | Vistazo

Detenidos presuntos asesinos de Marielle Franco

Mundo

Detenidos presuntos asesinos de Marielle Franco

AFP Martes, 12 de Marzo de 2019 - 15:27
La investigación del asesinato de la concejal Marielle Franco dio un paso decisivo este martes con la detención de dos presuntos ejecutantes, pero sin aclarar las motivaciones ni disipar dudas sobre un anuncio que se produce a escasos dos días del primer aniversario de ese crimen que sacudió a Brasil. 
 
Los sospechosos del asesinato de Franco y de su chófer Anderson Gomes el 14 de marzo de 2018 en Rio de Janeiro son dos exmiembros de la Policía Militar (PM), un cuerpo objeto de recurrentes denuncias por la vinculación de algunos de sus miembros con las milicias parapoliciales que controlan varias favelas.
 
"Las investigaciones concluyeron, por medio de diversas pruebas", que el sargento retirado de la Policía Militar (PM) Ronnie Lessa, de 48 años, fue el autor de los trece disparos, y Elcio Vieira de Queiroz, de 46, expulsado del cuerpo por razones desconocidas, conducía el Chevrolet Cobalt plateado desde el que atacaron a Franco, quien se hallaba en otro auto en movimiento. 
 
Se trató de un homicidio "sofisticado", en el que emboscaron a la víctima, esperándola durante más de dos horas fuera del evento en el que Franco estaba participando y siguiéndola varias cuadras hasta ejecutarla en un cruce donde las cámaras de seguridad estaban desactivadas, detalló el comisario Giniton Lages, responsable por la investigación. 
 
Las autoridades todavía no determinaron si Lessa -que planificó el asesinato durante tres meses- actuó por cuenta propia o cumpliendo una orden, lo que será investigado en una segunda etapa.  
 
La concejal negra y bisexual, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda), nacida y crecida en el complejo de favelas de la Maré, se destacaba por su defensa de las minorías y las denuncias contra la violencia policial en esas empobrecidas comunidades donde vive un cuarto de la población de la ciudad.
 
Según sus correligionarios, Franco no recibía amenazas que despertaran preocupación por su seguridad. 
 
El asesinato de Marielle Franco dio lugar a masivas manifestaciones y a convocatorias de marchas el jueves, por el primer aniversario del crimen.
 
Su figura fue homenajeada en el carnaval de este año por varias escuelas de samba, entre ellas la popular Mangueira, proclamada vencedora de los prestigiosos desfiles del Sambódromo de Rio.
 
"Evidentemente que la concejal [Franco] era una enemiga de las milicias. ¿Pero qué llevó al crimen? ¿Por qué querían hacer callar a esa mujer? (...) Debe haber algo más", dijo a la AFP el jurista Walter Maierovitch, exsecretario nacional antidrogas (1999) y presidente del Instituto de Ciencias Criminalísticas Giovanni Falcone.
 
"Las investigaciones hasta ahora no han sido convincentes y el reclamo de la sociedad y la repercusión internacional [del caso] son muy fuertes", añadió Maierovitch, que no descarta que los anuncios del martes sean "una cortina de humo".
 
Motivaciones "políticas"
 
Los fiscales del Grupo de Acción Especial de Combate al Crimen Organizado consideraron "indiscutible que Marielle Franco fue sumariamente ejecutada en función de su actuación política en defensa de las causas que defendía" y afirmaron que "la barbarie perpetrada el 14 de marzo de 2018 fue un golpe al estado democrático de derecho". 
 
El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, afirmó en un mensaje de Twitter que las detenciones de este martes deben ser "un paso más para elucidar este grave crimen y para que todos los responsables comparezcan ante la Justicia".
 
La figura de Franco fue vituperada por grupos de ultraderecha. En agosto pasado cobró notoriedad un video en el que tres políticos quebraban una placa conmemorativa de la concejal asesinada, entre ellos Rodrigo Amorim, elegido en octubre diputado del estado de Rio por el Partido Social Liberal (PSL), al que pertenece el presidente Jair Bolsonaro.
 
Lessa, el presunto autor de los disparos, fue detenido en una lujosa casa frente al mar en el mismo complejo de Barra de Tijuca (zona oeste de Rio) donde Bolsonaro vivía antes de trasladarse a Brasilia en enero.
 
El comisario Lages, interrogado al respecto, afirmó que esa vecindad "no dice mucho respecto al caso Marielle" y que en las investigaciones "no se detectó ninguna relación directa con la familia Bolsonaro".
 
Los medios brasileños publicaron por otro lado una foto en la que presuntamente se ve a Bolsonaro junto a Elcio Vieira de Queiroz, el otro detenido. 
 
Los equipos de fact-checking de la AFP no consiguieron verificar que la persona que se halla junto a Vieira es efectivamente Bolsonaro. Al ser interrogado al respecto en Brasilia, el presidente respondió: "Me saco fotos con miles de militares en todo Brasil".
 
Bolsonaro dijo esperar que las investigaciones permitan dilucidar "lo más importante, quién ordenó matarla". 
 
¿Quién ordenó matar a Marielle?
 
Las detenciones "son un paso importante, sin duda (...) Pero más importante que el encarcelamiento de esas ratas mercenarias sería responder a la pregunta más urgente y necesaria: ¿Quién mandó matar a Marielle", dijo la viuda de la concejal asesinada, Mónica Benício.
 
"Espero no tener que esperar otro año para saberlo", agregó.
 
La violencia se acentuó en Rio desde el fin de los Juegos Olímpicos de 2016, con guerras entre bandas de narcotraficantes o de las bandas contra milicias parapoliciales o las fuerzas de seguridad.