Desaparece periodista que informó sobre el coronavirus y desafió al gobierno chino | Vistazo

Desaparece periodista que informó sobre el coronavirus y desafió al gobierno chino

Redacción Jueves, 13 de Febrero de 2020 - 16:49
Facebook
Twitter
Email
Además del doctor que denunció por primera vez la aparición del coronavirus, y que fue censurado por el Gobierno chino, el periodista chino Chen Qiushi fue uno de los primeros en alertar sobre la conmoción social que estaba ocasionando el virus en Wuhan. Mientras que el médico Li Wenliang falleció a causa del contagio, hoy Qiushi se encuentra desaparecido. 
 
El reportero y abogado de Derechos Humanos había realizado varios reportajes criticando el accionar del Gobierno chino respecto al brote del Covid-19, uno de sus videos mostraba a los pacientes enfermos atiborrados en vestíbulos de hospitales, contenido que fue compartido alrededor del mundo. Desapareció el pasado jueves 6 de febrero por la noche, justo cuando cientos de ciudadanos chinos empezaron a exigir libertad de expresión en la web. 
 
Qiushi de 34 años sabía que podía convertirse en blanco del Partido Comunista Chino que controla al país asiático, por lo que dio a ciertos amigos cercanos los accesos a sus cuentas, con la consigna de que cambien las contraseñas si pasaban más de 12 horas sin tener noticias suyas. 
 
"Me temo que. Frente a mí está la enfermedad, detrás de mí está el poder legal y administrativo de China", dijo el periodista en uno de sus videos. "Pero mientras esté vivo, hablaré lo que he visto y lo que he escuchado. No tengo miedo de morir. ¿Por qué debería temerle, Partido Comunista?”.
 
Según los amigos de Qiushi, las autoridades le dijeron a su familia que había sido puesto a la fuerza en cuarentena. Uno de ellos, Xu Xiaodong, dijo a The Washington Post que según oficiales de policía, Qiushi había sido detenido “en nombre de la cuarentena”, sin embargo, cuando la madre del periodista quiso averiguar su paradero, se negaron a revelar la información. 
 
La desaparición de Chen provocó un aumento de la ira por la respuesta del gobierno chino al brote de coronavirus, que se produjo pocos días después de la muerte de Li Wenliang, el "médico denunciante" que se considera el primero en dar la alarma sobre la nueva cepa de la enfermedad en finales de diciembre.
 
Li, que tenía la misma edad que Chen, fue detenido y silenciado a principios de enero por la policía de Wuhan, quien lo acusó de difundir "rumores". Contrajo coronavirus después de que regresó a trabajar y murió la semana pasada, desencadenando un torrente de dolor y rabia y transformándose en un símbolo de los fracasos de Beijing.