Coronavirus puede mantenerse en el cuerpo después de que los síntomas desaparecen | Vistazo

Coronavirus puede mantenerse en el cuerpo después de que los síntomas desaparecen

Redacción Martes, 31 de Marzo de 2020 - 19:01
Facebook
Twitter
Email

Según una carta publicada en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, la mitad de los pacientes que trataron por infección leve con COVID-19 todavía tenían coronavirus hasta ocho días después de que desaparecieron los síntomas. El estudio fue realizado por dos especialistas chinos, Lixin Xie y Lokesh Sharma, quienes analizaron a 16 pacientes tratados y dados de alta en el Hospital General de Pekín, China.

Ambos investigadores tomaron muestras de la garganta de cada paciente en días alternados para su análisis. Esto lo obtuvieron a través de largos hisopos que se meten por toda la nariz. Los pacientes habían sido dados de alta después de su recuperación y confirmación del estado viral negativo en dos pruebas consecutivas.

“El hallazgo más significativo del estudio es que la mitad de los pacientes seguían eliminado virus incluso después de ya no padecer de síntomas. Entre los principales se incluyen fiebre, tos, dolor en la faringe y respiración dificultosa.

El tiempo desde la infección hasta los primeros síntomas tardó cinco días, salvo en un paciente. La duración promedio de los síntomas fue de ocho días, mientras que el tiempo que los pacientes permanecieron contagiosos después del final de sus síntomas varió de uno a ocho días.

La conclusión a la que llegaron fue que: “las personas con síntomas respiratorios leves por COVID-19 que han hecho cuarentena deberían prolongarla otras dos semanas más para asegurar que no infecten a otras personas.

Además, indicaron que los pacientes con COVID-19 tienden a ser infecciosos incluso luego de su recuperación sintomática, por lo tanto, se debe tratar a los pacientes asintomáticos recuperados con tanto cuidado como a los sintomáticos.

La muestra oscilaba una edad promedio de 35,5 años, por lo que no están seguros si los resultados son similares en ancianos o personas con sistemas inmunes debilitados y pacientes en terapias inmunosupresoras.