Asesino liberado por ser “muy viejo”, vuelve a matar a mujer | Vistazo

Asesino liberado por ser “muy viejo”, vuelve a matar a mujer

Redacción Viernes, 19 de Julio de 2019 - 14:12
Facebook
Twitter
Email
Luego de pasar décadas en prisión por apuñalar y matar a su esposa, y por haber agredido a otras dos mujeres, los tribunales de Estados Unidos liberaron en 2014 a Albert Flick, por ser considerado “demasiado viejo para representar una amenaza”. Sin embargo, a sus 77 años nuevamente enfrenta cárcel por el asesinato de Kimberly Dobbie, quien fue apuñalada al menos 11 veces mientras sus hijos gemelos observaban.
 
En 1979 fue encarcelado por asesinar con 14 puñaladas a su esposa, Sandra Flick, quien le había pedido el divorcio. El asesinato fue presenciado por la hija de la mujer con otro matrimonio, que en aquel entonces tenía 12 años. Fue sentenciado a 30 años de prisión, pero salió en libertad a los 21 años de su condena por buen comportamiento, en el año 2000.
 
Siete años después, Flick fue acusado de agredir a una mujer con la que mantenía una relación amoroso, la golpeó y apuñaló con un tenedor e intentó intimidarla para que no lo denuncie. 
 
Luego en 2010 regresó a prisión por haber agredido a otra mujer en Portland. La víctima dijo a las autoridades que ella y Flick habían discutido, y este la encerró bajo llave, la golpeó repetidamente con el extremo de un cuchillo y luego la persiguió con un destornillador hasta que logró escapar. Cuando la policía llegó a la escena, encontraron a Flick tratando de ahorcarse en una escalera de incendios.
 
 
Después de este ataque, la fiscal Katherine Tierney pidió al juez que condenara a Flick a aproximadamente ocho años de prisión, argumentando que era improbable que su comportamiento violento hacia las mujeres cambiara a medida que envejezca, y que la única solución era pasar un tiempo "significativo" en prisión.
 
El oficial de libertad condicional de Flick, Troy Thornton, también dijo al juez que el hombre era "una persona extremadamente violenta cuando se trata de relaciones".
 
El juez en ese momento ignoró la recomendación de la sentencia anterior y dijo que Flick no sería una amenaza debido a su edad y que "no tenía sentido mantenerlo encerrado", dejándolo en libertad en 2014. 
 
Poco después, Flick conoció a Kimberly Dobbie, que vivía junto a sus dos hijos en una casa de acogida. Según los testigos, el septuagenario hombre se obsesionó con ella y la empezó a seguir, pero Dobbie nunca lo denunció a la policía. 
 
El 15 de julio de 2018, Flick siguió a Dobbie a la lavandería, donde las imágenes de vigilancia lo capturaron y la apuñaló al menos 11 veces. El jurado tardó solo 40 minutos en declararlo culpable de asesinato este miércoles 17 de julio, a pesar de que no se les había contado su historia anterior de violencia hacia las mujeres. 
 
Albert Flick deberá pasar el resto de su vida en prisión. 
 
HOY EN HOME