2.000 despidos en Nicaragua tras suspensión de preferencias arancelarias con EEUU | Vistazo

2.000 despidos en Nicaragua tras suspensión de preferencias arancelarias con EEUU

AFP Viernes, 13 de Marzo de 2015 - 14:19
Facebook
Twitter
Email

Managua.- Unos 2.000 nicaragüenses han sido despedidos en los últimos dos meses de empresas textiles debido a la baja que sufren las ventas tras la suspensión del Régimen Arancelario Preferencial que otorgaba Estados Unidos, informaron diversas fuentes. 

"No se han cerrado empresas, pero ciertamente hemos disminuido el empleo en unos dos mil" trabajadores desde que caducó el régimen arancelario (TPL por sus siglas en inglés) el pasado 31 de diciembre, afirmó el delegado presidencial para asuntos de inversiones, Alvaro Baltodano, al diario La Prensa.

Según fuentes del sector, en enero pasado el país exportó 86 millones de dólares en prendas de vestir a Estados Unidos, 18% menos que el mismo período de 2014.

La caída se debe a que las empresas "perdieron contratos con clientes que usaban el TPL" para comerciar con Nicaragua, explicó a la AFP el presidente de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección (Anitec) Dean García.

EL TPL permitía a la industria textil de las zonas francas de Nicaragua exportar sus productos libres de impuesto a Estados Unidos.

Nicaragua fue el único país que obtuvo ese beneficio dentro del tratado de libre comercio que Estados Unidos tiene con Centroamérica y República Dominicana.

En las zonas francas de Nicaragua operan 145 fábricas, la mayoría de confección, que generaban 108.700 empleos hasta diciembre del 2014, indicó García.

La industria textil estima que la suspensión del TPL podría provocar el cese de unos 7.000 empleos, dijo García.

El gobierno nicaragüense realizó sin éxito varias gestiones con Washington para mantener el TPL.

"Nosotros no vamos a cesar en el intento y confiamos que nos otorguen nuevamente el beneficio arancelario preferencial", señaló Baltodano.

Estados Unidos concedió la prorrogativa arancelaria a Nicaragua para ayudar a modernizar su industria textil, una de las más rezagadas de la región.