Cruce de declaraciones entre Holanda y Turquía continúa | Vistazo

Cruce de declaraciones entre Holanda y Turquía continúa

Mundo

Cruce de declaraciones entre Holanda y Turquía continúa

EFE Lunes, 13 de Marzo de 2017 - 10:36
El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, advirtió a las autoridades turcas de que no "habrá negociaciones bajo amenazas" para resolver la crisis diplomática y recordó a Ankara que los turcos de los Países Bajos son "ciudadanos holandeses".
 
"Hasta que las amenazas del Gobierno turco no lleguen a su fin no habrá negociaciones para resolver este conflicto", añadió, en una rueda de prensa previa a un debate electoral.
 
Además, alertó de que el ultraderechista Geert Wilders "es un riesgo real" para los Países Bajos si gana las elecciones del próximo miércoles 15 de marzo.
 
En cuanto a las críticas que señalan que Rutte utilizó esta crisis con Ankara para ganar apoyos en las elecciones, solo afirmó que no cree que "Turquía quiera interferir" en las elecciones holandesas.
 
El primer ministro holandés aseguró estar "muy feliz" con el apoyo "muy positivo" de la canciller alemana, Ángela Merkel, en el conflicto diplomático con Turquía.
 
Merkel dijo que los Países Bajos tienen su "apoyo y solidaridad" y criticó las comparaciones de los holandeses con los nazis, que tildó de "totalmente inapropiadas".
 
La tensión diplomática entre Ankara y La Haya se debe por el rechazo holandés a que dos ministros turcos celebren mítines políticos en Rotterdam, lo que llevó a un fuerte intercambio de insultos y ataques verbales ente los líderes de ambos países. 
 
Por su parte el Ministerio de Exteriores de Turquía ha citado al responsable de la Embajada neerlandesa en Ankara para entregarle dos notas de protesta por el trato a dos ministros turcos a los que se prohibió el sábado dar mítines electorales en Rotterdam y hacerle saber que Turquía espera una disculpa oficial.
 
El Gobierno turco se quejó al encargado de negocios, máximo diplomático holandés en Turquía mientras el embajador está de vacaciones, por los "obstáculos a los ministros turcos y el mal trato dado a ciudadanos turcos en una reunión pacífica", informa la agencia Anadolu.