Matthew cobra diez vidas y deja a millones sin luz en EE.UU. | Vistazo

Matthew cobra diez vidas y deja a millones sin luz en EE.UU.

Mundo

Matthew cobra diez vidas y deja a millones sin luz en EE.UU.

AFP Sábado, 08 de Octubre de 2016 - 22:39
Matthew continuó perdiendo fuerza y se degradó a huracán categoría 1 en Estados Unidos tras tocar tierra en Carolina del Sur, cuyas autoridades temen la subida de las aguas tras un devastador paso de la tormenta por Haití, donde causó la muerte de unas 400 personas.
 
"Uno de cada cuatro muertos durante huracanes tropicales en Estados Unidos está vinculado al aumento del nivel de los ríos debido a las fuertes lluvias", advirtió el director del Centro Nacional de Huracanes (NHC), Rick Knabb, en Twitter.
 
En Estados Unidos, hasta el momento diez personas resultaron muertas por el pasaje del huracán, que además de inundaciones originó cortes de luz. 
 
El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) advirtió a su vez que Matthew provocará lluvias torrenciales a varias decenas de kilómetros tierra adentro en los estados de Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte. 
 
Matthiew registraba vientos de 120 km/h, ubicándose en categoría 1 en la escala Saffir Simpson, de un máximo de 5, según el último informe del NHC.
 
St. Agustine, la más dañada en Florida
 
El ojo del huracán se hallaba a 65 km al este de Cape Fear, en Carolina del Norte, y se movía en dirección este-noreste a una velocidad de 20 km/h.
 
La subida de las aguas -hasta 3 metros en algunas zonas-, sumada a la marea alta, "generarán una situación peligrosa", alertó el NHC.
 
Las autoridades de los cuatro estados afectados ordenaron la evacuación de alrededor de tres millones de personas.
 
La ciudad costera de St. Augustine, la más antigua del estado de Florida, sufrió "fuertes daños", dijo a la AFP el comandante Chuck Mulligan, de la oficina del comisario del condado de St.Johns.
 
"Es la zona más afectada que he visto", confirmó el gobernador de Florida a un recudido número de periodistas que lo acompañó en un recorrido por la zona costera de esa ciudad.
 
Un plan de urgencia federal había sido previamente implementado en los cuatro estados (Florida, Georgia y ambas Carolinas) por el presidente Barack Obama, que había advertido que se trataba de un huracán "verdaderamente peligroso".