Funcionario confirma que Trump ofreció militares a México | Vistazo

Funcionario confirma que Trump ofreció militares a México

Mundo

Funcionario confirma que Trump ofreció militares a México

Agencias / Ecuavisa Jueves, 02 de Febrero de 2017 - 11:53
Un funcionario de la Casa Blanca confirmó a la agencia AP que el presidente Donald Trump sí le dijo al mandatario mexicano Enrique Peña Nieto que podría mandar militares a enfrentar a los "bad hombres", a menos que el ejército de México haga más para controlarlos. 
 
La conversación de una hora, "era parte de una discusión sobre cómo Estados Unidos y México podrían colaborar para combatir a los cárteles de la droga y otros elementos delictivos y hacer la frontera más segura".
 
El funcionario, quien habló a la agencia AP con la condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a dar información al respecto, dijo que "la conversación fue "agradable y constructiva".
 
Trump hizo el comentario durante una conversación telefónica de una hora que tuvo con Peña Nieto el 27 de enero. La persona entregó el mensaje con la condición de mantener el anonimato debido a que el gobierno no hizo públicos los detalles de la llamada.
 
Periodista asegura que Trump amenaza con enviar tropas a México
 
El presidente Donald Trump amenazó con enviar tropas a México, a menos que el ejército mexicano haga un mayor esfuerzo para controlar a los narcos en ese país. 
 
Esto, de acuerdo con un extracto de una transcripción de la conversación telefónica que sostuvo el viernes con el presidente Enrique Peña Nieto y que fue divulgado por la periodista Dolia Estevez, corresponsal de Forbes. 
 
Según Estevez, Peña Nieto fue humillado por Trump y de ninguna manera la conversación fue cordial como se informó inicialmente. 
 
En una entrevista con el portal Aristegui Noticias, Estevez asegura que Trump le habría dicho a Peña Nieto: “No necesito a los mexicanos, no necesito a México, vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no”.
 
Eduardo Sánchez, portavoz de la oficina de presidencia de México, negó que el tono de la conversación fuera hostil o humillante y dijo que había sido respetuoso.