Estudiantes chilenos exigen condonación de deudas | Vistazo

Estudiantes chilenos exigen condonación de deudas

Mundo

Estudiantes chilenos exigen condonación de deudas

AFP Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - 10:31
Los estudiantes chilenos volvieron a las calles este martes en reclamo de la exoneración del pago de créditos bancarios asumidos para costear sus estudios, un pedido ignorado por el proyecto de ley que busca instaurar la gratuidad en la educación superior.
 
Este proyecto, que es emblemático del gobierno de Michelle Bachelet, apunta a conseguir que se elimine el Crédito con Aval del Estado (CAE), mecanismo creado en 2005 para que los estudiantes puedan costear sus estudios mediante préstamos bancarios avalados por el estado chileno.
 
Sin embargo, el proyecto no erradicaría las deudas de los estudiantes, algo que estos repudian pues afirman que el CAE significa una pesada carga económica para sus familias.
 
"Nos movilizamos porque la educación debe ser un derecho #FinALaDeuda", fue el mensaje lanzado en las redes sociales por al Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) mientras los manifestantes avanzaban por la principal avenida de Santiago en la segunda marcha de este 2017.
 
El clima festivo y pacífico de la marcha se opacó en varios tramos del trayecto cuando las fuerzas policiales intervinieron lanzando gases lacrimógenos y agua a manifestantes que provocaban disturbios lanzando piedras, constataron periodistas de AFP.
 
Los dirigentes estudiantiles presentaron al finalizar la marcha una propuesta que entregarán al gobierno que demanda la condonación en el proyecto de gratuidad.
 
"Exigimos el fin a la deuda educativa, particularmente el CAE que es una deuda que acribilla a miles de estudiantes una vez que egresan de la Universidad, comentó a la AFP Pedro Saavedra, un estudiante de derecho de 23 años.
 
"Falta voluntad", fue la frase más repetida entre los manifestantes que acusaron a gobierno de Bachelet de ignorar sus pedidos y legislar, con la mayoría en ambas cámaras, de espaldas al histórico movimiento estudiantil que impulsó la reforma de un sistema de Educación heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).
 
Para enfrentar el intrincado avance del proyecto, Bachelet optó en 2016 por utilizar la Ley de Presupuesto General de la Nación para adelantar beneficios previstos en el documento permitiendo que más de 200.000 estudiantes ingresaran a la Universidad sin pagar, siendo los primeros en lograrlo en décadas.
 
Bachelet busca que el Congreso apruebe el proyecto que busca instaurar de forma gradual la gratuidad universal, antes de dejar el poder en 2018.
 
Enfrente, el expresidente Sebastián Piñera, que en su primer mandato 2010-2014 vivió el renacer del movimiento estudiantil, ya adelantó que de resultar reelecto en noviembre no es partidario de instaurar la gratuidad universal.