Impunidad | Vistazo

Impunidad

Opinión, Alfredo Pinoargote

Alfredo Pinoargote

Impunidad

Jueves, 17 de Enero de 2019 - 11:23
Lenín Moreno tiene el mérito histórico incuestionable de haber levantado la lápida del sepulcro donde yacían los cadáveres insepultos de la revolución traicionada… ahora hay que sepultarlos porque contaminan el ambiente donde durante una década enseñorearon sus fechorías. Lo primero era durísimo y lo logró, porque solo dependía de él, como de facto suspender la vigencia de la infame ley que amordazó a la República, denunciar los latrocinios de los fallidos proyectos emblemáticos en educación, petróleo, salud e hidroelectricidad, además revelar el asalto de la deuda pública que desvalijó al IESS y pignoró el petróleo.
 
Ahora el presidente jefe de Estado y de gobierno, que se legitimó con una consulta popular que ordenó sancionar a los corruptos y recuperar lo robado, está patinando sobre el mismo terreno porque no alcanza concreciones la libertad que devolvió a cada función del Estado para cumplir su misión. La administración de justicia está fallando escandalosamente cuando reposan en Fiscalía a pierna suelta las determinaciones de responsabilidad penal de Contraloría. El remezón de Moreno, al avalar las denuncias que habían sido estigmatizadas por el crimen organizado, no ha encontrado eco y se está desvaneciendo. Por una orquestación
silenciosa de los rezagos de la corrupción, enquistados en el poder público, que le venden a Moreno la idea que entregando las mismas denuncias va a recuperar la credibilidad que inicialmente logró.
 
Esta crisis de credibilidad es de coherencia consigo mismo, de lealtad a la oferta de una cirugía mayor contra la corrupción que no se atisba. Y que es muy fácil de cumplir si extiende el coraje de inauguración a concretar su promesa de campaña electoral para constituir una comisión internacional contra la impunidad con asesores de NNUU. Que no tiene que ser igual a la de Guatemala -eso lo dijo él- que sea inspirada en el ejemplo de Guatemala es otra cosa. Pues cada Estado soberano tiene derecho a solicitar la cooperación que necesita de NNUU y sus agencias especializadas.
 
El Ecuador requiere con urgencia recuperar lo robado, porque el pueblo siente que la corrupción lo muerde y le raspa la olla cuando tiene que pagar más por lo que consume para servir a la deuda ilegítima usada para sobreprecios y coimas. Desde los aportes al IESS hasta el nivel del IVA se quieren aumentar para devolver lo robado. Esto es demencial, que quienes fueron asaltados ahora tengan que llenar las cajas registradoras que el crimen organizado vació. Es realmente intolerable y humillante que lo propongan quienes lo denunciaron.
 
Es obligación histórica insoslayable requerir de NNUU asesores expertos en recuperar lo robado, porque en esa tarea la experticia nacional simplemente no existe, ir al sistema financiero internacional para rastrear, seguir y encontrar la ruta del dinero mal habido. Porque el cielo de los corruptos es la impunidad, la misma de la venta de la bandera, el arrastre de Alfaro y la chatarra.