La joven venezolana que canta ópera en la 9 de Octubre | Vistazo

La joven venezolana que canta ópera en la 9 de Octubre

Sébastien Mélières Jueves, 27 de Febrero de 2020 - 17:05
Facebook
Twitter
Email
Arianna es venezolana, tiene 19 años y está embarazada de 9 meses. Todos los días canta en el centro de la ciudad y se ha ganado el cariño de todos. Detrás de su radiante sonrisa, hay una historia de dolor y superación.
 
Ariana Delmar Palacios Castillo llegó con su novio el 25 de agosto del 2019 a Ecuador. “El viaje duró ocho días y nos estafaron”, recuerda la percusionista y cantante del sistema Nacional de Orquestas de Venezuela. “Llegamos con un dólar cincuenta en los bolsillos pero no pedimos nada. Lo que tenemos ahorita es por nuestros esfuerzos”, recalca.
 
¿Dejaste tu familia en Venezuela?
Toda mi familia murió. Llegué con el papá de mi bebé. Él es actor y actuó en musicales en Venezuela. No puede trabajar en lo suyo, ahora trabaja en un asadero de pollo pero busca realizar casting. Sé que lo va a lograr.
 
 
 
¿Por qué te decidiste por Ecuador?
Cuando se murieron mis padres dejé la universidad. Me sentía sola y no me quería quedar en el mismo ambiente. Quería una nueva oportunidad, saber que me podía regalar la vida porque en Venezuela solo había vivido la muerte de mis seres queridos. Mi hermana murió en el 2012 porque venía deformada en la barriga. Mi mamá se murió de un cáncer de mamá y a los tres meses mi papá falleció por problemas que tenía a los riñones, no sobrevivió a la diálisis. El 17 de mayo de 2019 ya no tenía familia.
 
Pero la vida sigue… pronto tendrás tu bebé.
Me enteré que estaba embarazada al llegar a Ecuador y voy a dar a luz en los próximos días. Es una niña y se va a llamar Ángeles Dubraska Delmar.  Ángeles por mi hermana y Dubraska porque era el nombre de mi mamá.
 
¿Logras ganarte la vida cantando en la calle?
En la 9 de octubre mucha gente me ha propuesto trabajo en iglesias, bares, casas, cumpleaños… todo fue muy placentero para mí y con eso puedo pagar la renta y la comida. La gente es muy buena conmigo. A veces cuando digo que soy venezolana se les cambia la cara pero la gran mayoría es solidaria y me apoya. 
 
¿Dónde viven?
Hace poco logramos independizarnos, vivimos al norte de la ciudad y disfrutamos mucho nuestra privacidad. Ahora que estoy embarazada un vecino me lleva al trabajo pero en tiempo normal son dos horas de transporte para llegar a la nueve de octubre.
 
¿Por qué haber escogido cantar en la nueve de octubre?
Siempre canté en esta avenida, fui cambiando hasta llegar a la esquina de Chile y 9 de octubre. Antes la gente no me escuchaba porque yo tenía mucha pena y más que todo me faltaba confianza. Cuando empecé acá la gente me empezó a escuchar. Es un punto estratégico, la gente se acostumbró a mi presencia y yo me siento más segura.
 
¿Cuánto tiempo cantas a diario?
Lo que canto exige mucho a mi voz y me cansa mucho. En general canto media hora y descanso y lo hago 2 a 3 horas. Descanso en lugares de comida. Me apoyan con una sopa o una botella de agua. También me prestan el baño. Nunca pedí nada, la gente me lo propone de buen corazón y ya soy parte del barrio (se ríe).
 
¿Tienes una voz de soprano, cuál es tu estilo predilecto?
Me gusta la parte lírica, pop, balada, jazz, bolero. La música es una sola, también puedo cantar salsa, merengue, bachata, canto lo que la gente quiere escuchar. Acá siento que lo lírico llega a la gente. Se paran y escuchan con respeto. Es mi manera de llegar a ellos.
 
¿Qué se te puede desear para el fututo?
Me gusta compartir mi talento. Ahora se me complica porque me canso mucho por el embarazo pero me gustaría poder enseñar y vivir de mi arte en un lugar seguro.