La hermosa joven que fue encerrada 25 años en su cuarto | Vistazo

La hermosa joven que fue encerrada 25 años en su cuarto

Redacción Martes, 26 de Mayo de 2020 - 19:53
Facebook
Twitter
Email

En 1901 Francia fue testigo de una historia de terror que involucraba a una prestigiosa familia de Poitiers, los Monnier. La acomodada familia retuvo durante 25 años en un lecho putrefacto a Blanche Monnier, una hermosa joven que era pretendida por varios hombres.

En un comienzo, la familia justificaba su ausencia diciendo que la joven se había ido a estudiar a Reino Unido. Con el pasar de los años el pretexto fue que se había mudado a Escocia, y así se perdió todo rastro de la joven, hasta que un fiscal general de París recibe una carta anónima.

La misiva decía: "Señor fiscal general: tengo el honor de informarle de un suceso excepcionalmente grave. Me refiero a una mujer soltera que está encerrada en la casa de la señora Monnier, medio muerta de hambre y que ha vivido los últimos 25 años en un lecho putrefacto. En una palabra, en su propia inmundicia".

Para ese momento la familia Monnier seguía disfrutando de una gran reputación, el padre Charles-Émile había sido decano de Letras en la Universidad de Poitiers hasta 1877. Así que a la policía se le hacía difícil creer este relato de horror.

De todas formas y debido a la grave acusación, tres agentes son enviados hasta el domicilio de la familia en el número 21 de la calle de la Visitation. Todo parece normal hasta que empiezan a subir las escaleras, desde la segunda planta de la casa se percibe un olor desagradable y fétido. El olor los conduce hasta un cuarto cerrado con candado por fuera. Cuando los agentes abren la puerta se llevan la peor sorpresa de sus vidas.

En un cuarto pestilente y destrozado hallan a una mujer mayor completamente demacrada y desnuda.

"La mujer parecía sufrir una malnutrición extrema. Estaba tumbada, completamente desnuda, en un colchón podrido. La rodeaba una costra de excrementos y restos de comida... Vimos también que había bichos recorriendo la cama de la señorita Monnier. El aire de la habitación era tan irrespirable que nos resultó imposible seguir investigando”, es lo que dijeron los agentes, el relato policial fue recogido en una publicación del portal Medium

Un diario francés cuenta la historia del secuestro en 1901.

Las ventanas del cuarto también estaban cerradas con candados, cuando los agentes consiguen abrirlas, Blanche logra ver la luz del sol después de casi 25 años.

Su peso al momento del hallazgo era de 25 kilos, tenía 52 años y era incapaz de ponerse de pie debido un severo caso de desnutrición. Las fotografías de la mujer fueron publicadas en aquel entonces por el periódico francés L'Illustration unos 40 días después de ser liberada.

La oscura y larga melena que tenía escondía unos ojos casi desorbitados y un rostro cadavérico.

El caso es llevado a los tribunales, pero solo su hermano, Marcel Monnier, es juzgado, debido a que el padre había muerto años atrás y la madre murió en prisión poco después de su arresto. Le dan 15 meses de prisión por complicidad.

El cuarto de Blanche registrado por los agentes de policía, junto a una fotografía de la hermosa joven.

El escritor André Gide se encargo de inmortalizar esta historia de terror, recogiendo los hechos en su libro publicado en los años 30: “La secuestrada de Poitiers”.

Las diferentes versiones hablan del encierro como consecuencia de la esquizofrenia que sufría la joven, otros dicen que fue encerrada porque era pretendida por un abogado protestante e hijo de un republicano. La familia Monnier era católica y monárquica.

Al final, Blanche tuvo que pasar 12 años más encerrada en psiquiátrico, aunque bien cuidada y con la posibilidad de ver la luz del sol.