La familia Real británica contra “The Crown” | Vistazo

La familia Real británica contra “The Crown”

Sébastien Mélières | smelieres@vistazo.com Lunes, 21 de Diciembre de 2020 - 19:44
Facebook
Twitter
Email
La cuarta temporada de 'The Crown' ha sido la más polémica.
 
La llegada de Margaret Thatcher y de Diana de Gales apuntaba a destapar los momentos más incómodos de la realeza británica. Dicha previsión se ha cumplido y la Corona está sumamente molesta con el retrato de la relación entre el príncipe Carlos y Lady Di considerando que cuenta con “peligrosos errores históricos”.
 
¿Cuál es la dosis de verdad y de ficción en The Crown? Según los créditos finales de la serie creada por Peter Morgan, la ficción está inspirada en la obra de teatro “The Audience”, centrada en las reuniones entre la jefa del Estado británico y sus primeros ministros, y no en la vida real de la familia real.
 
 
Parece bastante claro que la serie se tomó licencias artísticas propias de una producción de ficción tal cual había sucedido con “La reina”, la película de Stephen Daldry, escrita por Peter Morgan, y considerada piedra fundacional de la serie de Netflix.
 
El problema de fondo es que la serie combina eventos reales con elementos de ficción.
 
En otras palabras, todo lo que aparece en la pantalla sucedió, pero los diálogos y los detalles son inventados. Eso no era un problema antes, cuando The Crown mostraba historias que ocurrieron hace 50 años, pero sí lo es ahora, que expone asuntos recientes.
 
Censura real
 
El Daily Mail reveló que una coalición formada por políticos, expertos reales y un amigo cercano del príncipe Carlos habían unido fuerzas para exigir a Netflix que difundiera un mensaje antes de cada episodio advirtiendo a los espectadores de The Crown que muchas escenas clave nunca sucedieron o son distorsiones de la verdad.
 
 
La mayor parte de la polémica radica en el dramático matrimonio del príncipe Carlos con Lady Di y en las supuestas tensiones en la relación entre la reina Isabel II y Margaret Thatcher.
 
El propio hermano de la princesa Diana de Gales, Charles Spencer se pronunció también: “Espero que a los espectadores no se les olvide que es ficción”.
 
El único en enfadarse fue el propio Harry que asegura que no permitirá que las próximas temporadas de la serie llegue al presente y muestre su vida actual.
 
El esposo de Meghan Markle prometió insistir para que la trama no altere ni muestre sus intimidades ya que considera que es una invasión a su privacidad.
 
Buenos Vs. Villanos
 
En cuanto a la serie existe un verdadero malestar. El parecido de los actores es tan impresionante que la gran mayoría de los televidentes no dudarán un segundo que están viendo una historia 100% real.
 
Hay personajes como Diana y la reina Isabel que provocan respeto y empatía, otros como Camilia y Carlos que despiertan un odio visceral.
 
Diana aparece como una víctima llevada a la desesperación por el desprecio de su familia política. En la serie no se toca en ningún momento su inestabilidad, sus caprichos y el hecho que ella también tuvo amantes.
 
 
La reina provoca respeto y tiene pocas fallas en su personalidad, proyecta mesura, disciplina y equilibrio.
 
Por su parte, la princesa Margarita es presentada como una bruja, una mujer con una gran libido sexual y múltiples amantes.
 
Y qué decir de Camilla Parker Bowles, la mala de la serie, presentada como una adúltera a quien no le importan ni su marido ni sus hijos.
 
El mismo trato recibió el príncipe Carlos, un verdadero idiota que maltrata sin ninguna sin piedad a Diana. En Inglaterra no solo la familia real está preocupado sino el pueblo en general por la manipulación de los sucesos que podría llegar a dañar el futuro de la Monarquía.
 
Además existe otro problema mayor. Que sean detalles ficcionados o hechos reales The Crown evoca situaciones familiares privadas y muchas veces vergonzosas.
 
Es cierto, por ejemplo, que Diana era bulímica e intentó suicidarse, que a Carlos lo obligaron a conseguir una esposa virgen y de buena familia... Pero a algún libretista se le ocurrió preguntarse qué sentirán los príncipes William y Harry al ver en televisión las imágenes de su madre cortándose las venas.
 
La serie que está viendo el mundo entero desnuda aspectos cuestionables de la realeza pero el resultado podría ser desastroso en la vida real. 
 
Errores históricos 
 
1.- La muerte de Lord Mountbatten
En el primer episodio de la temporada se produce el asesinato de lord Mountbatten a manos del IRA. Se da a entender que falleció en la explosión en su embarcación pero en realidad fue rescatado con vida y murió antes de llegar a tierra. Además la serie insiste en describir una relación conflictiva entre Carlos y su tío abuelo que según la casa real nunca existió. 
 
2.- El inicio de la guerra de las Malvinas
La serie hizo coincidir en el tiempo la desaparición del hijo de Margaret Thatcher en el rally París-Dakar con el inicio de la Guerra de las Malvinas. En realidad, lo sucedido con Mark fue el 9 de enero de 1982, mientras que la Guerra de las Malvinas no comenzó hasta el 2 de abril del mismo año, casi tres meses después.
 
3.- Una jubilación aplazada
Martin Charteris es considerado uno de los secretarios favoritos de la Reina. Sin embargo, Charteris se jubiló en 1977, mientras que las tramas de la cuarta temporada están situadas entre 1979 y 1990, lo que significa que, en “The Crown”, a Charteris le retrasaron varios años el retirarse.
 
4.- La fricción entre Isabel II y Thatcher
Isabel II y Margaret Thatcher no se llevaban bien sin embargo la serie muestra que la propia monarca ordena filtrar a la prensa su desacuerdo con la Primera Ministra. El Palacio de Buckingham siempre ha negado ser fuente de la noticia. Incluso Robert Hardman, biógrafo oficial de Thatcher, rechaza tal imprudencia de Isabel II.
 
5.- La relación de Carlos con Camila
Siguiendo la historia oficial, el príncipe de Gales retomó su aventura con Camila Parker Bowles, actual duquesa de Cornualles, en 1986, tras haberse deteriorado su matrimonio con Lady Di.
 
La serie muestra que Carlos mantuvo un idilio con Parker Bowles desde antes de conocer a Diana y que esta relación continuó paralelamente con su posterior matrimonio.
HOY EN HOME