José Antonio Romero, sangre de campeón | Vistazo

José Antonio Romero, sangre de campeón

Sébastien Mélières | smelieres@vistazo.com Domingo, 24 de Enero de 2021 - 17:19
Facebook
Twitter
Email
El cuencano se alzó como ganador en el Campeonato Mundial de Baile. Ganó dos títulos en la competencia All Dance World Championship Live Edición Especial Desde Casa entre 2.500 competidores de 50 países. 
 
José Antonio nunca olvidará la pandemia del año 2020. En agosto falleció su madre Alejandra Martínez del Covid y un mes después se convirtió en campeón mundial de baile en el All Dance World Championship que se realiza anualmente en Orlando, Estados Unidos: “¡Lo logramos juntos Ecuador! Sonríe ante la dificultad. Soy campeón del mundo, mi sueño se hizo realidad. Triunfo dedicado a dos de mis grandes amores, mi país y mi angelito en el cielo llamado mamá, su guerrero ecuatoriano los amará por siempre”, escribió José Manuel en su página de Facebook después de que concluya la competencia el pasado 29 de septiembre. 
 
Este logro fue el resultado de trabajos técnicos elaborado desde el mes de enero. “Tengo una gran herencia de genes deportivos, ya que mi madre fue gimnasta olímpica y mi padre fisicoculturista. Además la pandemia fue la oportunidad perfecta para mejorar mi nivel técnico, el tener que encerrarme en casa las 24 horas del día, hizo que mi enfoque al rendimiento deportivo sea una prioridad; es por esta razón que tomé el camino inteligente y decidí mejorar para reinventarme con la pandemia”, asevera.
 
En cuanto a la competencia fue extenuante. “Se competía en dos plataformas simultáneas, se comenzaba a competir a las 06:30 hora de Ecuador y se terminaba de competir a las 21:30”, explicó Romero, quien agregó que participó con temas de Gloria Estefan y de Michael Jackson. “La emoción y euforia de ser latino corre por mis venas, y esa es una de mis herramientas secretas para tener éxito en las pistas internacionales”, confirma el integrante de la Spanish Harlem Orchestra.
 
El milagro del baile
Soñador, campeón y perseverante son las tres palabras que José Antonio escoge como tarjeta de presentación. “Además soy orgullosamente cuencano, más cuencano que el mote”, anota el bailarín que ganó su primer premio de baile a los 14 años bajo el impulso de su madre que fue su “dirigente deportiva de toda la vida”.
 
José Antonio es hijo único y para él eso influyó para que la relación con sus padres fuera inquebrantable. “Ellos perdieron a su primer hijo, entonces llegué yo como el milagro que tanto esperaban”, cuenta el profesional que debe su éxito a un sueño de equipo.
 
“Mis padres, mis abuelos y yo soñamos con llegar a ganar Campeonatos del Mundo, por eso trabajamos desde el primer momento para lograrlo. Mi disciplina pudo adaptarse rápidamente a las circunstancias actuales, y a pesar de que colocarnos detrás de una computadora para competir fue todo un reto. Tuve que adecuar la sala de mi casa para la competencia. Al principio me daba contra las paredes, contra las ventanas, tumbaba las lámparas y pasaba de todo”, detalla José Manuel que pasó por varios realitys como Código Fama de Televisa y realizó una carrera completa de pianista y cantante en el conservatorio de su ciudad.  
 
El joven, referente del baile deportivo en Ecuador, ganó las dos categorías más importantes del certamen: la victoria en la División profesional, modalidad show y Ritmos latinos.  
 
Revivir en las pistas
El bailarín está planeando la reapertura de la escuela Ritmo y Tumbao Ecuador fundada por sus padres en Cuenca. “Ritmo y Tumbao se ha mantenido en funcionamiento constante con el grupo élite de competición, llegando  a ser la única escuela ecuatoriana en  formar parte de las “10 mejores escuelas del mundo” ; este es mi espacio para inspirar a más personas a seguir mis pasos,  y en enero del 2021 se reapertura nuevamente con un sistema de enseñanza internacional traído desde Europa, para que sean cada vez más los ecuatorianos que puedan pertenecer a este equipo de campeones y seguir soñando junto a nosotros”.
 
En cuanto a las competencias internacionales Romero está esperando la confirmación de apertura de sedes internacionales de competición o de fronteras internacionales “para poder asistir a las competiciones o caso contrario si es que sigue compitiendo bajo la modalidad virtual...”, afirma.
 
Mientras tanto el bailarín, máster en Programación Neurolingüística de Cerebro Triádico y asesor internacional de misses y reinas puede disfrutar del camino recorrido. “Soy Máster de una de las más avanzadas ramas de la psicoterapia, fue mi primera carrera, la que me ha permitido templar mi mente y mis emociones para ser un competidor de élite y representar a mi país con toda el alma”, anota José Antonio.
 
Todo empezó con la lectura de “Sangre de campeón” del escritor Mexicano Carlos Cuauhtémoc Sánchez. “Leí la obra cuando era muy niño, y cuando la terminé, supe que ese término encajaba con mi filosofía de vida y que me llevaría a cosas muy grandes”. El adulto no defraudó los sueños del niño. Hoy José Antonio es el mejor bailarín del mundo.
HOY EN HOME