“Jennifer Aniston debería ser asesinada”, dijo Harvey Weinstein | Vistazo

“Jennifer Aniston debería ser asesinada”, dijo Harvey Weinstein

Redacción Miércoles, 11 de Marzo de 2020 - 11:39
Facebook
Twitter
Email
Harvey Weinstein fue condenado a 23 años de prisión por violación y acto sexual criminal en los Estados Unidos. 
 
Durante el juicio, nuevas revelaciones salieron a la luz. Uno de ellos fue un correo electrónico que respondió a un periodista que lo había consultado respecto a una falsa acusación atribuida a la actriz Jennifer Aniston que jamás había hecho sobre él.
 
En octubre de 2017 la revista National Enquirer intentó contactar al exCEO de Miramax porque tenía la información de que Weinstein había acosado sexualmente a Aniston.
 
Sin embargo, el productor respondió por su cuenta y hasta un representante de la artista negó la denuncia. “Las afirmaciones del National Enquirer son falsas. Jennifer no ha sido molestada o asaltada por Harvey”, indicó su vocero, Stephen Huvane, a la revista Variety.
 
“Jen Aniston debería ser asesinada”, escribió Weinstein en un correo electrónico fechado el 31 de octubre de 2017.
 
En ese tiempo, el patrón de Hollywood atravesaba sus días más desesperados tratando de contrarrestar la imparable ola del movimiento #MeToo que lo tenía a él como principal protagonista.
 
Los documentos que muestran la furia del productor con la actriz fueron analizados por Variety y corresponden a lo que el jurado y la Corte Criminal de la Ciudad de Nueva York evaluaron durante el juicio.
 
El vínculo entre Aniston y Weinstein nunca fue saludable. Jamás escaló a instancias de acoso sexual, pero sí vivió momentos incómodos. 
 
La ex estrella de Friends reveló que el productor la intimidó en una ocasión para obligarla a vestir durante el estreno de la película Descarrilados (2005) uno de los diseños de la marca de moda Marchesa, que había fundado la que era entonces su esposa, Georgina Chapman.
 
“Revisé el catálogo y en ese momento la marca no era lo que es hoy. No era para mí. Él me dijo: ‘Tienes que ponerte el vestido’. Ese fue mi único bullying. Y yo dije: ‘No, no usaré el vestido’". Cuando ella se negó, él no volvió a insistir: “¿Qué iba a hacer?”, dijo Aniston. “¿Venir y obligarme a ponérmelo?".
 
"Era un bruto y se comportaba de forma asquerosa", dijo Aniston.