Harry y Meghan responden a la reina Isabel por el primer castigo impuesto a ellos | Vistazo

Harry y Meghan responden a la reina Isabel por el primer castigo impuesto a ellos

AFP / Redacción Viernes, 21 de Febrero de 2020 - 15:26
Facebook
Twitter
Email
El príncipe Enrique y su esposa Meghan dejarán de utilizar la denominación "Sussex Royal" en los próximos meses, indicó el viernes la portavoz de la pareja, que abandonarán en marzo sus responsabilidades dentro de la Familia Real.
 
"Teniendo en cuenta las reglas específicas del gobierno británico sobre la utilización de la palabra 'real', se ha acordado que su organización caritativa, cuando sea presentada esta primavera, no será denominada Fundación Sussex Royal", declaró esta portavoz.
 
"El duque y la duquesa de Sussex no tienen la intención de utilizar 'Sussex Royal' en ningún territorio tras la primavera de 2020", añadió.
 
Aunque, según Daily Mail, Meghan Markle les ha dicho a sus amigos que no hay nada que 'la detenga legalmente' a ella y al Príncipe Harry para usar su marca "Real de Sussex", a pesar de que la Reina les prohibió hacerlo.
 
La mujer de 38 años se quejó ante su círculo íntimo de que usar el nombre "ni siquiera debería ser un problema en primer lugar y no es que quieran estar en el negocio de vender camisetas y lápices", dijo la fuente.
 
La noticia no le gustó mucho a Meghan Markle, ya que su amiga explicó: "Meghan le dijo a su círculo íntimo que su éxito es inevitable con o sin su marca actual". 
 
"Dijo que sin importar el nombre, el Príncipe Harry y Archie tienen sangre real y nadie puede quitar eso. Y que, como familia, siempre serán considerados realeza". 
 
La decisión del príncipe y de su esposa de retirarse de sus obligaciones reales implica automáticamente que renuncian al título de Alteza Real, había anunciado el palacio de Buckingham. Pero faltaba decidir sobre el término "Sussex Royal".
 
Enrique, de 35 años, y Meghan, de 38, utilizan hasta ahora esa apelación en su cuenta Instagram, que cuenta con 11,2 millones de abonados, y en su sitio internet oficial, y la habían registrado igualmente para decenas de productos.
 
La pareja, que causó una conmoción en el Reino Unido al anunciar el mes pasado su decisión, dejarán de gozar de acceso a su propio despacho en el palacio de Buckingham, donde reside la reina Isabel II, a partir del 1 de abril.