Felicity Huffman irá a la cárcel por sobornos universitarios | Vistazo

Felicity Huffman irá a la cárcel por sobornos universitarios

Gente

Felicity Huffman irá a la cárcel por sobornos universitarios

AFP / Redacción Viernes, 13 de Septiembre de 2019 - 15:26
La actriz estadounidense Felicity Huffman fue sentenciada este viernes por una jueza de Boston a pasar 14 días en la cárcel tras declararse culpable de pagar 15.000 dólares para falsificar el examen de ingreso universitario de su hija mayor.
 
Huffman, de 56 años, conocida en todo el mundo por su papel en la serie televisiva "Desperate Housewives", fue inculpada junto a una treintena de otros padres en un gran escándalo de sobornos para ingresar a prestigiosas universidades de Estados Unidos.
 
También fue sancionada con una multa de $30.000, 250 horas de servicio comunitario y un año de libertad supervisada, dijo hoy la jueza de la corte federal Indira Talwani en Boston.
 
“En mi desesperación por ser una buena madre, me convencí de creer que todo lo que estaba haciendo era darle a mi hija una oportunidad justa”, dijo Huffman en una carta de tres páginas. “Veo la ironía en esa declaración ahora porque lo que he hecho es lo contrario de lo justo. He violado la ley, engañado a la comunidad educativa, traicionado a mi hija y le he fallado a mi familia”.
 
En abril pasado, la actriz expresó: "tengo vergüenza del dolor que le causé a mi hija (que no estaba al tanto), a mi familia, a mis amigos, a mis colegas y al mundo educativo".
 
"Quiero disculparme con ellos, y, muy particularmente, con los estudiantes que trabajan duro todos los días para entrar a la universidad, y con sus padres, que hacen inmensos sacrificios para apoyarlos, con honestidad", agregó.
 
"Acepto plenamente mi culpabilidad y la responsabilidad por mis acciones", escribió la actriz.
 
 
Otra actriz famosa, Lori Loughlin, conocida por su papel en la serie "Full House" ("Tres por tres"), también fue imputada en este caso, pero no se sumó a quienes se declararon culpables.
 
Las dos actrices eran las más conocidas de un grupo de 50 personas imputadas por un fraude para ayudar a sus hijos a entrar en universidades de élite en Estados Unidos. 
 
Otros de los padres implicados eran directores ejecutivos de empresas o socios en importantes gabinetes de abogados. 
 
En total, los acusados pagaron un total de 25 millones de dólares.