Así fue como Playboy consiguió que la policía rastree el ADN de violadores | Vistazo

Así fue como Playboy consiguió que la policía rastree el ADN de violadores

Gente

Así fue como Playboy consiguió que la policía rastree el ADN de violadores

Redacción Viernes, 06 de Septiembre de 2019 - 15:26
Gracias a la reconocida revista para adultos Playboy y la activista feminista, Martha Goddard, en Estados Unidos se cambió el desastroso protocolo para los casos de violación que existía hasta comienzo de los 70, por el conocido “kit de violación” (rape kit), que desde entonces ha estandarizado la recogida de pruebas médicas en caso de agresión sexual. 
 
¿Pero cómo sucedió?, ¿cómo la revista Playboy, tan criticada por las activistas feministas de la época, debido la tesis de explotación sexual de la imagen de la mujer, terminó siendo actor principal en este importante hito? 
 
Un reportaje de diario El País lo cuenta. Todo empezó con el enojo de Goddard sobre la forma en que la policía y los medios de comunicación de entonces trataban los casos de violación de mujeres. En esa época se escribía muy mal de las mujeres violadas, y hasta se podía encontrar tarjetas de felicitación en el supermercado con la inscripción “Ayuda a acabar con las violaciones. Di que sí”. La activista consiguió que se retiraran estas tarjetas, pero eso y mucho más. 
 
Goddard encontró un gran número de falencias en el protocolo que seguían policías, fiscales, médicos y enfermeros de urgencias respecto a los casos de violación y a las víctimas. Contaminación y mezcla de pruebas, revictimización, y un pésimo manejo y traslado de la víctima, de la casa de salud hasta su hogar. Las mujeres eran trasladadas en batas de hospital, en patrulla, hasta su casa, sin que puedan descansar u optar por ser trasladadas por sus familiares. 
 
Con la ayuda del analista en criminalística Louis Vitullo, la activista pudo desarrollar el “kit de violación”, una caja de cartón azul y blanca que incluía torundas y láminas específicas, así como etiquetas que había que reseñar y sellar. Este sistema se mantiene vigente hasta hoy en Estados Unidos. 
 
Playboy fue el principal promotor y aliado en este proyecto de Goddard, al otorgarle total financiamiento, mientras que otras fundaciones de proyectos de mujeres como la YWCA o las Girl Scouts se negaron. 
 
La Fundación Playboy del millonario Hugh Hefner, era el lado activista del emporio de contenidos para adultos, financiando causas políticas como el derecho al aborto, o la iniciativa “Children of the Night” que sacó amás de 10.000 niños de la prostitución en Estados Unidos. 
 
Goddard contó esta historia a través de la pluma de T. Christian Miller y Ken Armstrong en el libro “Créeme”, que obtuvo el Pulitzer a reportaje explicativo de 2016, y que aborda la problemática de las investigaciones en los casos de violación sexual.