Tecnología mejora la productividad acuícola | Vistazo

Tecnología mejora la productividad acuícola

Sandra Armijos Medrano | sarmijos@vistazo.com Lunes, 05 de Abril de 2021 - 11:35
Facebook
Twitter
Email
 
La analítica, la inteligencia artificial y los sistemas predictivos han empezado a ser herramientas habituales para los camaroneros. El soporte tecnológico para esta actividad es cada vez más variado, siendo las industrias productoras de alimento balanceado las impulsoras de este avance. 
 
Ese es el caso de Vitapro que co-creó con los camaroneros ecuatorianos una plataforma digital que combina el conocimiento local, experiencia y soporte técnico personalizado de su marca Nicovita. Este software brinda soluciones de Data Analytics y modelos de predicción inteligentes para la visualización, gestión y control de los cultivos, incluso puede pronosticar y recomendar estrategias de alimentación acordes a la realidad de cada finca o piscina.
 
“Es una plataforma que ayudará a los camaroneros a estar más cerca de la realidad de sus cultivos, dándoles la oportunidad de acceder a información que podrán capitalizar de manera eficiente, rápida y precisa”, explica el gerente de transformación, Alberto Fernández-Dávila.
 
 
A través de esta herramienta digital se pueden efectuar monitoreos en tiempo real, recibir alertas diarias, realizar proyecciones de rentabilidad, visualizar la trazabilidad de los ciclos productivos y generar estrategias de alimentación. Para su desarrollo Vitapro formó a un equipo de más de 50 personas, entre científicos de datos, diseñadores y desarrolladores de softwares.
 
La compañía también ha creado otras soluciones costo-eficientes, tal es el caso de su servicio de asesoría analítica el cual recopila insights de lo que sucede en el campo y lo analiza para mejorar la estrategia de alimentación.  
 
Actualmente este procedimiento se maneja a través del envío de la data por parte del cliente, sin embargo, con la implementación de la nueva plataforma, manifiesta Fernández-Dávila, se potenciará la asesoría analítica, pues la data se ubicará en la nube y podrá ser analizada en tiempo real por Vitapro.
 
Marita Monserrate, gerente técnico de cuentas claves de Skretting Ecuador, afirma que en los últimos cuatro años el país ha evolucionado en el manejo de sus cultivos, siendo los camaroneros de grandes extensiones de hectáreas y con estructura productiva los que más se han tecnificado.
 
Para impulsar esta tecnificación, la empresa puso a disposición del sector su programa Skretting 360+, el mismo que busca facilitar un mayor desempeño, reducir el costo de libra de producción. 
 
El software cuenta con tecnología de punta para la alimentación de precisión y el idóneo manejo de cultivo por intermedio de aplicaciones y equipamiento (sensores), todo acompañado del soporte técnico de campo especializado y del SIC (Skretting Intelligence Center) para el monitoreo las piscinas.
 
“Los productores han podido reducir sus costos de producción por encima del 10 por ciento, así como disminuir el FCA (Factor de Convergencia Alimenticia) y supervivencia en 15 y 10 por ciento, respectivamente, gracias al cambio a la alimentación de precisión y manejo de cultivo con tecnología”, asegura Monserrate.
 
Alimentación automática 
Los alimentadores automáticos han ayudado a reducir costos de producción y a generar mayores niveles de productividad entre los camaroneros. Sebastián Fernández, gerente de ventas BioFeeder, dice que quienes aún trabajan con alimentación al voleo ya conocen los beneficios de esta tecnología y que es solo cuestión de tiempo para que la empiecen a implementar.  
 
Una de las ventajas que ofrecen los sistemas de alimentación automática es que se les puede incorporar sistemas IoT (Internet de las cosas, por sus siglas en inglés), que permiten al productor acceder en tiempo real a reportes relacionados a parámetros de oxígeno, temperatura y consumo de alimento. 
 
BioFeeder utiliza tecnología IoT en sus alimentadores automáticos. Foto cortesía.
 
El sistema de alimentación de BioFeeder funciona a través de la tecnología acústica. Esta se basa en el uso de un sensor hidrófono que está conectado a una unidad central que actúa como cerebro del sistema, y que a su vez se comunica individualmente con cada alimentador automático de la piscina. 
 
“La alimentación acústica se basa en dosificar el alimento balanceado en múltiples dosis a lo largo del día dependiendo de los niveles de actividad y masticación del camarón. Esta actividad se considera como ‘hambre’ y el balanceado es dosificado de acuerdo con estas variables”, explica Fernández.
 
Esta empresa trabaja con más de 50 clientes que suman alrededor de 12.000 hectáreas de cultivos y próximamente lanzará un software de producción camaronera en la nube, el cual estará integrado con sus sensores y alimentadores, lo cual permitirá llevar un mejor control de la finca con indicadores productivos y financieros.  
 

HOY EN HOME