La industria textil realiza práctica ambiental responsable | Vistazo

La industria textil realiza práctica ambiental responsable

Enfoque

La industria textil realiza práctica ambiental responsable

Vistazo Martes, 05 de Junio de 2018 - 15:01
Alrededor de 20 empresas ecuatorianas del sector recolectan los residuos sólidos de sus procesos productivos para que la compañía Incinerox les dé un tratamiento técnico sin afectar al medio ambiente.
 
Más de 50 toneladas de residuos sólidos mensuales que genera la industria textil y de confección en el país reciben en la actualidad un tratamiento técnico para su disposición final, a fin de que los mismos no contaminen el medio ambiente.
 
Esta práctica responsable se da gracias al convenio suscrito entre la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE) y la compañía Incinerox, dedicada a la gestión integral de residuos peligrosos y especiales.
 
El convenio está en vigencia desde marzo pasado y hasta el momento alrededor de 20 empresas textiles ya utilizan los servicios de Incinerox, quien se encarga de la recolección, clasificación y procesamiento de los residuos provenientes de los procesos de producción de la industria.
 
“Lodos, resultado del tratamiento de aguas que hacen las empresas; wipes de limpieza con algún tipo de contaminante como combustibles o químicos, focos fluorescentes, los contenedores donde vienen nuestros insumos, entre otros elementos indirectos, son parte de los residuos que genera la industria", manifiesta Javier Díaz, presidente ejecutivo de la AITE.
 
Carlos Mario Burgos, gerente general de Incinerox, explica que estos materiales reciben tres tipos de tratamientos de acuerdo a sus componentes. Algunos son incinerados, otros sometidos a procesos de estabilización química, solidificación y disposición en celdas de seguridad; y las luminarias son destruidas de forma técnica.
 
“En medio de la cadena de procesamiento, a ciertos residuos se les hace algún tipo de clasificación y separación previa para sacar algunos componentes que pueden ser reciclados, de tal manera que los procesos de disposición final sean de menor cantidad”, indica Burgos.
 
Una de las empresas parte del convenio es Fibrán, que genera un alto volumen de residuos debido a sus procesos productivos y que ahora goza de dos beneficios directos.
 
“Con esta alianza estratégica la empresa logra abaratar los costos en el tratamiento de los residuos y al contar con un gestor técnico autorizado tiene la tranquilidad de una disposición correcta de estos residuos”, afirma Juan Carlos Corral, gerente general de Fibrán.
 
La meta, asegura Javier Díaz, es lograr que el cien por ciento de las industrias textiles afiliadas a la AITE y que generan residuos sólidos, sean parte del convenio para cumplir formalmente con lo que establece la normativa ambiental del país.