Estabilidad en el mercado de valores nacional pese al entorno complicado de 2020 | Vistazo

Estabilidad en el mercado de valores nacional pese al entorno complicado de 2020

Lunes, 03 de Mayo de 2021 - 13:36
Facebook
Twitter
Email
Un leve incremento del monto negociado, más emisores inscritos y una reducción de las nuevas emisiones, son los principales resultados del mercado de valores ecuatoriano en 2020, un año en el cual la pandemia por el COVID-19 golpeó la economía.
 
De acuerdo con datos de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, la actividad bursátil del país negoció 11.887 millones dólares el año pasado, lo cual representó un crecimiento del 0,8 por ciento en comparación con el 2019.
 
“El 2020 había empezado con buenos augurios para el mercado de valores (con crecimiento del 44 y 55 por ciento en enero y febrero, respectivamente); sin embargo, los efectos de la pandemia y el consecuente deterioro de la economía lo tornó en un año de mucha volatilidad”, resalta el órgano de control.
 
A tal punto, que las negociaciones de obligaciones, principal instrumento de financiamiento del sector empresarial en el mercado de valores, cayeron en un 11 por ciento con relación al 2019.
 
Mientras que las autorizaciones de nuevas emisiones se redujeron significativamente en el periodo analizado, al pasar de 4.929 millones de dólares a 3.330 millones, lo que implicó -resalta la Superintendencia- menos opciones de financiamiento para el sector productivo.
 
En contraposición, el número de emisores inscritos aumentó en 2,5 por ciento, llegando a 372. De este total, 111 son empresas dedicadas al comercio, 105 industrias de manufactura, 50 instituciones de actividades financieras y las restantes de sectores varios.
 
Para el presidente de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG), Ricardo Rivadeneira, cada vez más empresas participan en la actividad bursátil y algunas ya utilizan el mercado de forma recurrente, pero, reconoce que hay fuerte trabajo por delante. 
 
"Todavía falta que muchas empresas se decidan a usar el mercado de valores como una alternativa para obtener financiamiento en mejores condiciones de tasas y plazos que el crédito bancario", agrega.
 
 
El presente año se vislumbra como una gran oportunidad para el inicio de este desarrollo, pues se espera una reactivación de la economía nacional.
 
"Consecuencia de esto, las empresas necesitarán fondos para el crecimiento de su giro ordinario de negocios, así como ejecutar aquellos proyectos que han sido postergados", resalta la Bolsa de Valores de Quito (BVQ).
 
De esta forma, se espera que los montos negociados en el mercado de valores tengan un mayor protagonismo económico. En 2020, la cifra negociada representó el 12,3 por ciento del Producto Interno Bruto.
 
Aunque no se puede pasar por alto ciertos aspectos complejos del presente año, indica la BVG, como la incertidumbre política por el cambio de gobierno y los efectos de la pandemia que aún se sienten en la producción.
 
Incentivos necesarios
El mercado de valores necesita un gran desarrollo, pues son pocas las empresas inscritas como emisoras y las que participan como inversionistas con relación al universo de sociedades que operan en el país. Por ello, el sector necesita incentivos.
 
Una forma de estimular la participación en el mercado, indica la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, sería reduciendo los costos asociados al proceso de emisión, a tal punto que resulte más atractivo recurrir a la actividad bursátil que al sistema financiero.
 
En la actualidad, las empresas que quieren emitir papeles en el mercado deben acudir a una casa de valores para estructurar la emisión, también deben contratar una calificadora de riesgo, ir al depósito centralizado de compensación y liquidación de valores, y contar con un auditor externo.
 
Otro aspecto es ampliar los incentivos tributarios para traer la inversión nacional y extranjera al mercado de valores ecuatoriano, lo cual incluya a las inversiones menores a 360 días.
 
Ricardo Rivadeneira, de la BVG, manifiesta que estos incentivos deben dirigirse principalmente a fortalecer el mercado de renta variable (acciones, certificados de aportación, valores de participación), a través de exoneraciones tributarias a empresas que realice emisiones.
 
En el mercado de renta fija, se puede exonerar o reducir el cobro de impuesto a la renta y simplificar los procesos de cálculo y cobro de los tributos.
 
Y por el lado de los inversionistas, reducir o eliminar impuestos a las ganancias de capital. 
 
Todas estas acciones ejecutadas y recomendaciones, demuestran que hay un gran camino por recorrer para el fortalecimiento del mercado de valores ecuatoriano.
 
HOY EN HOME