Cynthia Viteri, guerrera de la vida y de la política | Vistazo

Cynthia Viteri, guerrera de la vida y de la política

Elecciones 2019

Cynthia Viteri, guerrera de la vida y de la política

Darwin Borja | [email protected] Lunes, 25 de Marzo de 2019 - 12:00
“Sí tengo tutor y tengo buenos ejemplos. Han sido 27 años donde vi a Guayaquil ir creciendo y creciendo. Voy a seguir el ejemplo de los dos mejores alcaldes que ha tenido Guayaquil, ¿por qué no?”, afirmó Cynthia Viteri a revista Vistazo, antes de su inscripción como candidata al Municipio.
 
Ahora es la sucesora en el sillón de José Joaquín de Olmedo de los que considera los “mejores alcaldes que ha tenido esta ciudad” y líderes socialcristianos: León Febres-Cordero (fallecido en 2008) y Jaime Nebot. Allí estará hasta 2023 como la administradora del Puerto Principal número 148 y la segunda de este siglo.
 
Dejó la televisión, en donde era reportera y presentadora de noticias, para colaborar en 1991 en el área de prensa de Jaime Nebot en su primera campaña presidencial. Luego trabajó con Febres-Cordero, expresidente y dos veces alcalde, desde el Departamento de Comunicación del Municipio de Guayaquil.
 
Después Viteri incursionó en la política, siempre bajo el paraguas del Partido Social Cristiano (PSC), aunque su mamá es militante de izquierda. Fue asambleísta constituyente en 1997 y a continuación legisladora.
 
En abril de 2005 como vicepresidenta del Congreso Nacional tuvo su actuación más visible. Mientras el pueblo se rebelaba en contra del presidente Lucio Gutiérrez, Viteri asumió la Presidencia del Congreso para declarar el abandono del cargo y posesionar a Alfredo Palacio como nuevo mandatario.
 
En 2006 participó en su primera campaña presidencial. Con un PSC debilitado a nivel nacional, Viteri quedó quinta. En esa ocasión fue electo Presidente por primera vez Rafael Correa.
 
Cynthia regresó a la Asamblea Nacional en 2009. Algunos de sus fogosos discursos en el Pleno le merecieron la burla sabatina del entonces presidente Rafael Correa. “Llegó a decir que parecía muñeca o que debía hablar de maquillaje y no de política. Él, clavando las uñas en el lodo al que estaba acostumbrado, no pudo encontrar nada ni de mí, ni de mi madre que fue otra víctima del correísmo”, señaló Viteri.
 
En tanto que en 2017 participó en su segunda campaña hacia Carondelet y terminó tercera. En esa elección, Lenín Moreno ganó.
 
Viteri también tuvo el respaldo de Nebot. Además tuvo su venia para que sea su sucesora. Incluso tiene algunas coincidencias con él. Ambos son abogados, fueron legisladores y aspiraron dos veces a Carondelet. Además, Cynthia asume la Alcaldía a los 53 años, la misma edad que Nebot tenía cuando se sentó en el sillón de Olmedo hace 19 años.
 
A prueba
 
No solo en la política tuvo que sortear varias pruebas. "De niña fue linda, llena de fantasías infantiles creadas por mis padres. Escribía cartas a Papá Noel, quería ser maestra, policía o detective. Pero cambió radicalmente a los 15 años, cuando murió mi hermano mayor (Yul), por una leucemia a los 17. Un año más tarde yo estaba esperando un bebé. Tuve que cambiar de colegio porque estaba en uno de monjas e ir a uno donde se me permitió estudiar embarazada, a la par empecé a trabajar en casa, alquilaba máquinas de juegos de Pacman. Desde entonces me tocó luchar duro”, contó Cynthia a revista Vistazo en 2005.
 
“Vendí comida, abrí una tienda de ropa usada en Samborondón –tierra de mi madre– fui secretaria, modelo, locutora de radio, tesorera en colegio, impulsadora, repartiendo productos en la calle; modelo de maniquí, cajera de supermercado, auxiliar de la Corte Superior en un juzgado de inquilinato, reportera y presentadora de televisión. Tenía tres o cuatro trabajos al mismo tiempo”, añadió.
 
Se casó dos veces ante el Registro Civil. Ella tiene cinco hijos, dos en su segundo matrimonio. “Lo que pasó conmigo me llenó de unas inmensas ganas de superarme y levantar a cada uno de los caídos y excluidos”, señaló en su cuenta de Twitter en 2016.
 
Ahora su reto está centrado en Guayaquil y superar a sus antecesores. “León demostró valentía y experiencia en lo que hizo. Por eso digo que los dos fueron para mí los mejores alcaldes que ha tenido esta ciudad. Por supuesto que Nebot lo superó, sobre todo porque lleva más tiempo y ha hecho más obras”.