EEUU, Europa, China y la Alianza del Pacífico en la mira del nuevo canciller de Ecuador, Luis Gallegos | Vistazo

EEUU, Europa, China y la Alianza del Pacífico en la mira del nuevo canciller de Ecuador, Luis Gallegos

EFE Miércoles, 15 de Julio de 2020 - 10:11
Facebook
Twitter
Email
Los grandes mercados de Estados Unidos, Europa, China y la Alianza del Pacífico asoman en los ejes estratégicos que promoverá el nuevo canciller de Ecuador, Luis Gallegos, en el último año del mandato del presidente Lenín Moreno.
 
Así lo anunció este martes el propio Gallegos en su primera rueda de prensa virtual con periodistas, en la que aseguró que su gestión se sustentará en cuatro ejes fundamentales: la cooperación, el comercio, la concertación internacional y el bienestar ligado a la defensa de los derechos humanos.
 
Gallegos, que aún se encuentra en Nueva York, antes de asumir formalmente la jefatura de la diplomacia ecuatoriana en Quito, dijo que ha aceptado el reto de suceder en la Cancillería a José Valencia, quien dimitió la semana pasada.
 
"He aceptado este reto en el momento más crítico que ha vivido la humanidad", añadió Gallegos, quien se venía desempeñando como representante del país ante Naciones Unidas.
 
El embajador identificó la pandemia del coronavirus como "la primera crisis internacional que afecta a todos los países y pueblos del planeta", y de manera singular "a cada ser humano".
 
Además del "impacto social gravísimo", la COVID-19 es una "catástrofe de niveles mundiales" que ha afectado de manera contundente a la economía de los pueblos y de forma particular en el empleo, agregó el canciller.
 
FORTALECIMIENTO DE LA COOPERACIÓN
 
Por ello, anunció que su gestión se sustentará en el fortalecimiento de la cooperación internacional como el primero de los ejes, sobre todo en la región y en los campos de la integración y la asistencia.
 
Gallegos dijo que ya se ha reunido con las más altas autoridades de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que, este miércoles, lo hará en Nueva York con las de Naciones Unidas.
 
Asimismo, se ha reunido con autoridades de Turquía que han ofrecido enviar a Ecuador equipos y vituallas para combatir la pandemia.
 
En su bitácora tendrá como elemento esencial la "cooperación Sur-Sur", así como el trabajo para cumplir con la "Agenda 2030" de la ONU y la llamada "economía circular".
 
En los momentos económicos difíciles que atraviesa la humanidad es necesario una acción comercial concertada, y ese será el segundo eje de su gestión, sobre todo en las relaciones con los principales socios de Ecuador como son Estados Unidos y Europa, donde buscará un mayor acceso de la producción nacional a esos mercados.
 
Asimismo, afianzar la estratégica relación con China y la Alianza del Pacífico, uno de los mayores polos comerciales y de movilidad económica del mundo y a los que quiere ingresar "lo más pronto posible".
 
Gallegos también apuntó a fortalecer la relación con países como Colombia, Perú y Costa Rica, pero remarcó que se ampliarán los lazos a través de acuerdos de protección bilateral con otras naciones y regiones.
 
DEUDA Y DERECHOS HUMANOS
 
El nuevo canciller dijo que también apostará por la concertación con organismos internacionales para fortalecer la política exterior del país, incluso con el objetivo de trabajar en un mayor alivio al pago de la deuda exterior, que es uno de los objetivos económicos del Gobierno.
 
Finalmente, dijo que su gestión se orientará a fortalecer el bienestar de los ecuatorianos y defender los derechos humanos.
 
En ese eje, mencionó su disposición de trabajar en favor de las poblaciones de emigrantes ecuatorianos que han sido "los primeros en ser afectados por la pandemia" del coronavirus, y dijo que eso es claro en países como Estados Unidos, donde reside la principal comunidad de migrantes del país.
 
También su gestión se dirigirá a fortalecer la asistencia a los extranjeros que residen en Ecuador, para paliar los "graves problemas" que afrontan y que se han profundizado con la pandemia.
 
Gallegos se venía desempeñando desde octubre de 2018 como representación permanente de Ecuador ante la Organización de Naciones Unidas, un encargo que le designó el presidente Moreno después de su paso como embajador ante la ONU con sede en Ginebra.