El precio de la justicia | Vistazo

El precio de la justicia

Edición Impresa

El precio de la justicia

Marlon Puertas / [email protected] Viernes, 05 de Julio de 2019 - 13:55

Audio

“Jimmy, tranquilo. Yo te haré presidente”. Lo dijo Pamela Martínez, en las afueras del Palacio de Cristal de Guayaquil, el 1 de febrero de 2013, cerca del mediodía. Hubo varios testigos, porque ese día eran las elecciones en el Colegio de Abogados y Jimmy Salazar, esposo de Martínez, era uno de los dos candidatos. Hasta ese momento, por encuestas hechas a boca de urna, resultaba ser el vencido. Por eso, su estado de ánimo no era el mejor. Por el contrario, su rival, Juan Vizueta, candidato a la reelección, respiraba optimismo. Pero aún faltaban los votos de la tarde y que se hagan realidad las palabras determinantes de la entonces asesora del presidente de la República, Rafael Correa.
 
Lo que pasó después lo recuerda Pedro Granja, integrante del equipo adversario de Salazar: “Cerca de las dos de la tarde, comenzaron a llegar buses llenos de gente, con abogados de la Gobernación, de las comisarías, de los ministerios, todos a votar por su lista. Eran abogados cuyas cuotas atrasadas fueron pagadas días antes para habilitarlos. Ese pago se hizo con un cheque girado por un contratista del Estado. Solo así pudieron ganarnos y con algo más de 100 votos”, Juan Vizueta dio una cifra: pagaron 80 mil dólares, en efectivo, para sumar 650 abogados habilitados para votar. Pamela Martínez lo ofreció y cumplió.
 
 
Pero la frase tenía un alcance mayor. El “yo te haré Presidente” era un proceso a desarrollarse en el transcurso de la siguiente década, que debía terminar triunfalmente con el primer esmeraldeño Presidente del Ecuador.
 
Ella se lo repetía a su esposo: “Tú tienes que ser quien continúe con la Revolución Ciudadana”. En ese plan venían trabajando juntos marido y mujer, hasta que en mayo pasado ocurrió lo que no estuvo ni en los más remotos cálculos de ninguno de los dos: Fernando Villavicencio y Christian Zurita publicaron “Arroz Verde” con filtraciones de correos electrónicos enviados por Martínez.
 
Después, apareció un cuaderno con apuntes del puño y letra de Pamela Martínez y todo se complicó más. Ahora ella está presa y su esposo, investigado. 
 
LEA ESTE INFORME COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO