“El gobierno reconoce que debe cortar gastos” | Vistazo

“El gobierno reconoce que debe cortar gastos”

Edición Impresa

“El gobierno reconoce que debe cortar gastos”

Tristana Santos | [email protected] Martes, 21 de Agosto de 2018 - 16:12

Audio

Durante los últimos 50 años el Ecuador ha comprado combustibles a costos internacionales y los ha vendido a los consumidores a menor precio. El subsidio a los combustibles siempre fue concebido como una medida temporal, válida hasta que tengamos refinerías con capacidad para procesar nuestro petróleo, pero aquí seguimos, importando gasolina y diésel, además del gas de uso doméstico.
 
El experto en economía Walter Spurrier lleva casi ese mismo tiempo, 48 años, observando desde afuera las políticas de los gobiernos y reportando en su publicación Análisis Semanal. El gobierno de Rafael Correa dejó al país tan endeudado, explica, que el de Lenín Moreno debe hacer recortes duros. Un gasolinazo, el retiro del subsidio de los combustibles y la consecuente subida de precio al consumidor, es inminente e inevitable, aquí explica por qué.
 
Ecuador es el país de Latinoamérica con más subsidios al combustible después de Venezuela, ¿cómo llegamos aquí? 
 
La última vez que se subió el precio de los combustibles fue en el gobierno de Lucio Gutiérrez en 2004. Han pasado 14 años sin subir el precio al consumidor. Mientras tanto el precio del petróleo ha subido y eso ha hecho que importar combustible sea cada vez más caro para el Estado. 
 
 
 
¿No deberíamos ya estar refinando nuestros propios combustibles? 
 
Ya no tendríamos que importar tanto combustible, pero en el gobierno anterior la política de mejorar el combustible fue un rotundo fracaso; cuatro mil millones de dólares es una cifra inmensa, eso se gastó en la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas que sigue haciendo combustibles de mala calidad, y en la Refinería del Pacífico que es un lote con servicios. Además, gastamos en un terminal sobredimensionado para importar gas, que se usa en una fracción de su capacidad (Monteverde, costó 606 millones). Con el clima de represión que había no se discutió esto públicamente, recién con el cambio de gobierno sale a relucir toda la corrupción, todos los sobreprecios.
 
 
LEA ESTA ENTREVISTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO
 

Le puede interesar