​"Capitán motosierra" | Vistazo

​"Capitán motosierra"

Edición Impresa

​"Capitán motosierra"

Redacción / EFE Viernes, 06 de Septiembre de 2019 - 12:57
Jair Bolsonaro continúa sumando polémicas a sus espaldas, que van desde defender la explotación de la Amazonía, insinuar la prisión de un periodista crítico, hasta negar que se pase hambre en su país.
 
Con un poco más de 200 días en el poder, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil crea polémicas en cada rueda de prensa. Hace más de un mes levantó en la víspera una enorme polvareda  después de decir públicamente que el periodista estadounidense Glenn Greenwald podría pasar un tiempo en la cárcel por sus publicaciones en el portal The Intercept.
 
“Tal vez vaya preso aquí en Brasil, no va a serlo fuera, no”, dijo Bolsonaro, tras participar en una ceremonia militar en Río de Janeiro. Greenwald ha publicado desde junio supuestas conversaciones entre el entonces juez Sergio Moro, hoy ministro de Justicia y pieza clave en el gobierno de Bolsonaro, y fiscales que han puesto en entredicho esa operación anticorrupción, que llevó a prisión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.
 
 
Asimismo, Bolsonaro calificó de “pícaro” al periodista por “estar casado con otro hombre (el diputado federal brasileño David Miranda) y tener hijos adoptados brasileños”, lo que impide, que sea deportado.
 
Esos comentarios fueron inmediatamente condenados por la oposición, asociaciones de prensa y por el propio Greenwald, y se suman a otras declaraciones explosivas dadas en las últimas semanas. Aún resuena en Brasil la nominación de uno de sus hijos, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, para convertirse en embajador de Brasil en Estados Unidos, aunque el proceso aún está en trámite.
 
“Pretendo beneficiar a mi hijo, sí”, admitió el gobernante el pasado 18 de julio en su tradicional programa de los jueves en redes sociales, en respuesta a los críticos que le acusaban de nepotismo.
 
LEA ESTE INFORME COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO